Avanza la obra de El Tambolar

LAS OFERTAS DEL PROYECTO QUE RESISTE LA PAMPA SE ABREN EL 23 DE NOVIEMBRE

El gobierno nacional y la provincia de San Juan avanzan con la construcción de la represa El Tambolar, sobre el río San Juan, otra obra fuertemente resistida por la provincia de La Pampa porque afectará ríos interprovinciales. El miércoles 26, en su visita al Congreso de la Nación, el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, confirmó los fondos para la obra y reiteró que en noviembre se abre la licitación para levantar la represa.
El proyecto de aprovechamiento múltiple El Tambolar forma parte del Sistema Múltiple de Aprovechamiento del Río San Juan, un ambicioso plan de obras que ha cumplido con la construcción de cuatro represas: Ullum, La Olla, Caracoles y Punta Negra. Un 15 por ciento de la obra del dique ya está lista, con el desvío del río y túneles. Ahora resta la construcción de la presa, que es la etapa en marcha.
La visita del miércoles 26 de septiembre del ministro Rogelio Frigerio al Congreso de la Nación, sirvió para colocar en los titulares de los diarios el proyecto El Tambolar luego que el ex gobernador justicialista y actual diputado nacional José Luis Gioja reclamara por la ausencia de partidas para esta obra en el borrador del Presupuesto 2019 y advirtiera que la provincia de San Juan deberá desembolsar fondos propios para costear la obra. Frigerio le respondió que no es así y confirmó que el 23 de noviembre se abren las ofertas para la segunda etapa del proyecto.

Sin partidas.
Durante su intervención en la reunión de Comisión, Gioja recordó que en los ejercicios fiscales de 2016 y 2017, se incluyó la obra del aprovechamiento multipropósito del Río San Juan Dique El Tambolar aunque “no pasó nada y también se le asignó una partida para este año (2018)”.
Para el año próximo “armaron un fideicomiso con la generación (hidroeléctrica) producida por los otros diques (Caracoles y Punta Negra) que pudimos construir en la década ganada para nosotros en la Provincia de San Juan, ganada o perdida depende de quién la vea, que están generando energía y supuestamente la venta de esa energía va a servir para construir Tambolar”.
“De acuerdo a los números que tengo -sostuvo Gioja-, la precipitación nívea y del agua que se disponga, no habrá caudales suficientes para generar la energía que necesitemos”. Recordó que para construir el dique Punta Negra “habíamos hecho ese fideicomiso pero con la diferencia que se pagaba no la energía consumida sino la potencia instalada del dique (Caracoles) y había un precio promocional para el megawatt, de manera que se pudiese construir la obra”.
A diferencia de aquel fideicomiso, esta variación entre potencia instalada y energía consumida, hará que “sin duda se vea perjudicada la provincia, que tendrá que poner recursos de una obra comprometida en tres presupuestos por esta gestión”.

Fideicomisos.
Frigerio sostuvo que la obra de El Tambolar “está perfectamente financiada por el gobierno nacional a través de un fideicomiso” que “alcanza a cubrir perfectamente las erogaciones para la obra”.
El ministro respondió que “la evaluación de los mostos que ingresan al fideicomiso y que repagan la obra la hicimos con el secretario (de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo) Bereciartúa, muy a la par con técnicos muy preparados que tiene la empresa EPSE de San Juan”. Esos cálculos determinan que “los recursos alcanzan a cubrir perfectamente las erogaciones para la obra, de manera tal que no tenemos ninguna preocupación en ese sentido, sobre todo en línea con el trabajo conjunto que venimos haciendo con los funcionarios provinciales”.
El ministro nacional subrayó que “El Tambolar es una obra clave” al comentar que faltan menos de dos meses para que se abran los sobres con las ofertas correspondientes para encarar la segunda etapa, que es la construcción de la represa, lo que ocurrirá el 23 de noviembre.

Ambicioso proyecto unilateral.
El proyecto hidroenérgetico El Tambolar es parte del Sistema Múltiple de Aprovechamiento del río. Permitirá incorporar 70 megavatios al sistema eléctrico sanjuanino y nacional, como eslabón continuador del complejo hidroenérgetico Los Caracoles, de 125 megavatios, Punta Negra, 65 megavatios, Quebrada de Ullum, 45 MW, y La Olla, 44 MW.
El dique estará emplazado sobre el río San Juan, 18,8 kilómetros aguas arriba de la presa Los Caracoles y tendrá múltiples beneficios para la provincia de San Juan: producirá energía eléctrica limpia y renovable que ingresará al Sistema Interconectado Provincial, permitiendo una mejor autonomía energética; aumentará el grado de regulación del río San Juan; disminuirá los crecientes riesgos de sequías e inundaciones asociados a la mayor incertidumbre que surge del cambio climático global; ampliará la superficie cultivada, además de mejorar la productividad de los terrenos actualmente en producción, y su rendimiento a través de su agua almacenada creará nuevas fuentes de trabajo tanto durante su construcción como así también en su fase de operación a través de la incorporación de actividades recreativas y turismo.
La central hidroeléctrica producirá un promedio de 343 gigavatios hora por año de energía eléctrica que será inyectada y vendida en el mercado interconectado nacional. Será esta venta de energía en el Mercado Eléctrico Mayorista Argentino el principal beneficio directo de la obra.
Los cinco diques mencionados, junto con otro en proyecto que se denomina El Horcajo, se emplazan sobre el cauce del río San Juan. Este curso de agua forma parte de la cuenca del Desaguadero – Salado – Chadileuvú y es su principal aportante de caudal.
La cuenca, como es de público conocimiento, comprende parte del territorio pampeano aunque su funcionamiento en nuestra provincia dista de ser el deseado en razón de que San Juan y Mendoza cortan los cursos de los ríos y los manejan a su antojo, sin respetar su carácter interprovincial.