Inicio La Pampa Avanzó la demolición de antigua escuela achense

Avanzó la demolición de antigua escuela achense

PIDEN A GARELLO QUE INFORME SI FUE AUTORIZADA POR LA PROVINCIA

Los trabajos de demolición en la antigua Escuela Nacional 19 Valle Argentino parece que avanzaron en los últimos días, a pesar que el Ministerio de Educación habría cedido el inmueble a la comunidad aborigen Ñancufil Calderón con la condición que se preservara la construcción histórica.
Frente al desmantelamiento progresivo que ha tenido el edificio por parte de personas que dijeron recibir órdenes de esa agrupación, los integrantes del Concejo Deliberante determinaron ayer enviar una nota directamente a la ministra de Educación María Cristina Garello. A diferencia de lo que sucedió hace algunos días, que canalizaron tal preocupación por medio del Ejecutivo municipal.

Demolición.
Los ediles peticionan a la ministra que informe si tiene conocimiento sobre el estado de demolición del edificio donde funcionó la antigua Escuela Nacional 19 Valle Argentino, supuestamente concedida en comodato a la comunidad aborigen Ñancufil Calderón. Como así también, si tales trabajos fueron autorizados por el gobierno provincial.
«Motiva la consideración al valor histórico y arquitectónico del edificio», fundamentaron los ediles, al mismo tiempo que pusieron en conocimiento que ante el cuerpo deliberativo se presentó Jorge Aiech, en carácter de integrante de la comunidad Ñancufil Calderón. En ese entonces el vecino manifestó que la demolición había sido autorizada por funcionarios pertenecientes al gobierno provincial.

Cesión.
Hace unos días la ministra Garello informó al municipio que esas tierras habían sido cedidas para el desarrollo de actividades productivas. Aclaró, a su vez, que se hizo con la condición que se preserve el edificio histórico del establecimiento educativo que funcionó por el año 1918, en el predio ubicado a la vera de la ruta nacional 152.
De la contestación que Garello realizó a la municipalidad surge, además, que la cesión se concretaba con el objeto que los integrantes de la comunidad Ñancufil Calderón puedan concretar diferentes trabajos productivos. Además, de otros proyectos vinculados con la explotación turística del lugar.
De esta manera la ministra cumplió en informar lo que el Concejo Deliberante había requerido a la intendenta María Julia Arrarás, a través del proyecto de comunicación que fuese aprobado en su oportunidad. Oportunidad, a la que previamente asistió un grupo de alumnos que entregaron una nota firmada por más de un centenar de vecinos preocupados por el avance del desmantelamiento de la antigua construcción.
La respuesta de Garello implicó un rechazo expreso, por otra parte, al requerimiento efectuado por Arrarás. Se pretendía desarrollar un proyecto turístico y cultural, respetándose la fachada histórica del lugar. Como una manera, a su vez, de ser incluido al circuito histórico de General Acha y la zona.