Bajaron los niveles de los cuencos

CAMBIO DE PANORAMA EN MALVINAS ARGENTINAS Y VILLA GERMINAL

El trabajo de desagote de las bombas fue determinante para bajar el nivel de agua de las calles de los barrios Malvinas Argentinas y Villa Germinal, que el martes por la mañana estaban intransitables porque el agua tapaba “de vereda a vereda” varias de las arterias.
Sin embargo, una recorrida por la zona permitió comprobar que el agua desapareció de las calles e incluso se bajaron los niveles de los cuencos.
Lo que sí fue notable también ayer es que el agua dejó su huella en las calles de tierra, que quedaron con grandes surcos, pozos y piedras, un mapa que obligó a quienes transitaron por el lugar a maximizar la atención para no sufrir roturas en autos, motos o bicicletas.
La situación de los cuencos generó la indignación de los vecinos, que denunciaron “falta de limpieza y mantenimiento” y, en muchos casos, vivieron con angustia el fuerte chaparrón del lunes porque recordaron la grave inundación de fines de marzo de 2017, cuando muchos sufrieron el ingreso de agua a sus hogares.

Bombas nuevas.
El director de Gestión Social del municipio, Sandro Martín, había explicado que en los días anteriores a la tormenta un grupo de operarios “estaba por colocar dos bombas nuevas en el cuenco del Malvinas Argentinas, pero los trabajos no lograron terminarse debido a la lluvia. Se hizo el hormigón el viernes y esperamos a que se seque porque necesita un tiempo, pero lamentablemente la lluvia no nos dio el tiempo necesario”.
También dijo que en el cuenco de Villa Germinal se colocó una bomba nueva y ya está en funcionamiento. “Tenemos un problemita de canalización y el agua no escurre en algunos lados, como la calle Vaira, pero esperamos que con los trabajos que se están haciendo todo se va a normalizar en los próximos días”, indicó Martín.
En tanto, los vecinos miran con preocupación el pronóstico del tiempo para hoy porque el Servicio Meteorológico Nacional anuncia “lluvias y tormentas”, especialmente para la tarde.