Inicio La Pampa Bereciartua con poca memoria

Bereciartua con poca memoria

DICE QUE MACRI NO MIRA EL COLOR POLITICO A LA HORA DE HACER INVERSIONES

El secretario de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Pablo Bereciartua sostuvo que las inundaciones que atraviesan varias provincias argentinas son «las consecuencias de varias décadas de falta de inversión y planificación en infraestructura» porque «los gobiernos anteriores dilapidaron recursos para realizar obras con fines electorales sin ningún tipo de planificación y sin ninguna visión de mediano y largo plazo». Sobre lo que no hizo declaraciones fue respecto al río Atuel, a Portezuelo del Viento y a los alteos inconclusos sobre la ruta 35.
«En doce años de kirchnerismo la provincia de Corrientes no recibió ni un solo peso para obras contra inundaciones porque el gobierno local no era administrado por el PJ», aseguró el secretario nacional, en tono de denuncia. «Cuando asumimos, por decisión del presidente Macri, revertimos esto y hoy ya terminamos dos obras y están finalizando otras dos en zonas que no han vuelto a sufrir inundaciones».
En ese sentido, manifestó que el Gobierno Nacional puso en marcha en 2016 el Plan Nacional del Agua que tiene como uno de sus objetivos principales la adaptación del territorio al cambio climático. «El Plan del Agua ya ha firmado contratos por más de 2.000 millones de dólares en infraestructura contra inundaciones y hemos puesto en marcha obras históricas como el Tramo IV del Plan Maestro del Río Salado o el reacondicionamiento del canal San Antonio, entre Córdoba y Mendoza, que no recibía inversiones desde 1940. En total estamos realizando más de 500 kilómetros de canalizaciones, una cifra inédita en la historia argentina en obras contra inundaciones», expresó el funcionario de la cartera del Ministerio del Interior y resaltó que «no solo seguirán en ejecución todas las obras ya iniciadas sino que están comenzando nuevas como la del reacondicionamiento del canal Vila Cululú que empezó hace 30 días y beneficiará a todos los productores del norte de Santa Fe en la principal cuenca lechera del país».
Según Bereciartua, el Gobierno Nacional tiene en ejecución actualmente 86 obras contra inundaciones y 16 a iniciar con una inversión de 30.000 millones de pesos en todas las provincias del país y ha terminado más de 70 obras entre las que se destacan la defensa de la ciudad de Concordia, el saneamiento de la cuenca Boquerón en Morón en Buenos Aires y la defensa de Paso de la Patria en Corrientes. Además de la inversión se ha iniciado una política integral de adaptación al cambio climático que también incluye la conformación de 5 extensos comités de Cuenca que abarcan más de 40 millones de hectáreas y que están trabajando de manera federal para generar consensos.
«Además de la inversión hemos iniciado una política integral de adaptación al cambio climático que también incluye la conformación de 5 extensos comités de Cuenca que abarcan más de 40 millones de hectáreas y que están trabajando de manera Federal para generar consensos», concluyó Bereciartua.

Cinismo.
Las declaraciones de Bereciartúa tienen un alto grado de cinismo si se las mira desde la geografía pampeana, una provincia que su gobierno ha discriminado por no estar gobernada por Cambiemos. El dato más realista es la nula asignación de viviendas sociales durante dos años seguidos, y de fondos para reparar las rutas nacionales que cruzan nuestra provincia.
Los dos alteos en la ruta nacional 35 también reflejan el desinterés de la gestión Macri por hacer obras en nuestra provincia, en este caso vinculadas a los excedentes hídricos, mientras que la Obra de los Daneses sigue parada porque Nación retacea fondos para ella.
En lo que Bereciartua mantiene un silencio cómplice es ante la nueva apropiación de Mendoza, que sí está gobernada por Cambiemos, del río Atuel. Ante esta reiterada injusticia, el secretario nacional no tiene nada para decir.