Bereciartúa, por ahora no habla de la finca

Infructuosa fue la intención de este diario de entrevistar al secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa, para que despejara dudas respecto a su imparcialidad en el conflicto de nuestra provincia con Mendoza por los recursos interprovinciales. Hasta ahora se desconocía que el funcionario nacional fuera productor de vinos en una finca de su propiedad en tierras cuyanas, lo que podría alimentar sospechas en cuanto a su objetividad en la cuestión en torno al río Atuel.
“Está en reunión”, fue la escueta respuesta que se brindó ayer desde su dependencia. Una información del portal de noticias Infobae dio cuenta el fin de semana que Pablo Bereciartúa produce vinos malbec y cabernet en una finca del Valle de Uco, en la provincia de Mendoza.
El portal aseguraba que se le había otorgado un “Premio al funcionario que trabaja por el agua y produce vino”. Y agregaba que la producción es un hobbie que Bereciartúa tiene junto a su pareja: “El vino lleva su firma y la de su mujer en la etiqueta”, expresaba el artículo.

Brindis.
Es más, se aseguraba que durante la recepción que ofreció la Academia Nacional de Ingeniería, en la gala de entrega de los premios Ingeniero Butty, del que el secretario de Infraestructura y Política Hídrica se hizo acreedor en la categoría de reconocimiento a ingenieros jóvenes (hasta 55 años), se brindó con sus vinos malbec y cabernet.
En esa ocasión Bereciartúa presentó el proyecto de la Hidrovía en estudio en Nación y también su libro “Bases para una política pública de agua y saneamiento en Argentina” sobre lo que está haciendo el Gobierno Nacional con el Plan Nacional del Agua.
El “descubrimiento” del artículo -que podría pasar como una nota de color para cualquier lector desprevenido-, tiene significancia para La Pampa, y también para Mendoza, ante los reclamos por la interprovincialidad del río Atuel, pleito que se tramita ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En la Corte.
En este marco, en una audiencia del máximo tribunal en la que tomaban parte La Pampa, Mendoza y Nación, Bereciartúa se fue imprevistamente en un momento dado, cuando debía exponer frente a los jueces. En su lugar lo hizo una muy dubitativa funcionaria, de tercer rango, que no estuvo a la altura de las circunstancias.
La misma Corte reprochó posteriormente a Bereciartúa su actitud, y le pidió que diera explicaciones sobre porqué se fue de la audiencia. Ayer, el intento de este diario de lograr la palabra del secretario de Infraestructura y Políticas Hídricas de Nación fue infructuoso.

Muchas reuniones.
Su colaborador, Hernán Worlthalter, explicó que su jefe estaba en la víspera de reunión en reunión, lo que hacía imposible que pudiera atender la requisitoria periodística. No obstante expresó su disgusto porque “no se consultó” a su jefe, Bereciartúa, por la información de Infobae que fue reproducida por este diario.
Cabe preguntarse si tuvo la misma actitud ante la nota de aquel portal, que mostraba al Secretario de Nación como “un emprendedor” al que se debía elogiar. Suelto periodístico que, además, no entró a hurgar en la importancia que tiene que quien debe intervenir en un asunto interprovincial tan importante -como el del río Atuel- tenga precisamente intereses en una de las provincias involucradas. La pregunta es: ¿Puede ser imparcial en un asunto de tamaño interés para La Pampa?