Inicio La Pampa Berhongaray, Mayoral y Barruti, más productivos

Berhongaray, Mayoral y Barruti, más productivos

SE APROBADAS 36 LEYES EL AÑO PASADO

El diputado provincial radical Martín Berhongaray, por tercer año consecutivo, aparece como uno de los más productivos en cuanto a cantidad de leyes aprobadas en el período legislativo 2018; pero esta vez acompañado en ese primer lugar por las justicialistas Alicia Mayoral y Lucrecia Barruti. Los tres consiguieron que, en cada caso, siete de sus proyectos de ley fueran aprobados en el recinto.
Los años anteriores el mismo Berhongaray había estado a la cabeza del ranking. En 2016 con 8 leyes aprobadas (seguido por Ariel Rauschenberger, PJ, con 7), y en 2017 con 4, en este caso igual que su compañera de bancada Patricia Testa.
¿Cuáles fueron los guarismos de 2018? Hubo un total de 36 leyes aprobadas en la Cámara de Diputados, de las cuales como quedó dicho 7 fueron de Berhongaray, e igual número de Barruti y Mayoral.
Otro que tuvo un buen número de proyectos que resultaron votados favorablemente fue Espartaco Marín (PJ), con 6; con 5 aparece otra vez Ariel Rauschenberger y se suma Claudia Godoy (PJ), ambos con 5. Daniel Robledo, Rodolfo Calvo, Jorge Lezcano y Sandra Fonseca (todos del PJ), consiguieron que se les aprobaran 4 leyes a cada uno. Con tres figuran Patricia Testa, Eduardo Tindiglia (FpV), Marisol Sciu (PJ), y Carina Pereyra (PJ).
Obtuvieron aprobación como leyes con dos de sus proyectos los legisladores Darío Hernández (FR), Stella Marys Colla (PJ), Ricardo Consiglio (UCR), Alicia Re (PJ), Roberto Robledo (PJ), Facundo Sola y Raúl Zurgbrick (PJ). Abel Sabarots (UCR), Marcela Coli (UCR) y José González (PJ). Cabe recordar que en 2016 la Legislatura provincial consiguió aprobar 29 normas que se transformaron en ley, en 2017 fueron 22, y como quedó dicho el año anterior sumaron 36.

Lo que puede venir.
¿Qué cabe esperar del año en curso? Se puede decir casi con certeza que el número de leyes aprobadas será menor, de acuerdo al ritmo de trabajo que se observa hoy en la Cámara de Diputados. Hay que señalar que se considera algo normal que en años de elecciones los parlamentos disminuyan en forma considerable su rendimiento, lo que se traduce en menos proyectos de ley o de resolución presentados, pero también en menos trabajo en las respectivas comisiones.
Un dato no menor es que no sólo se debe tener en cuenta el número de leyes aprobadas, sino que además hay que considerar importante el aporte que pueden hacer los legisladores en el trabajo de las distintas comisiones. Pero, como se indica, la campaña electoral se mete de lleno también en el ámbito legislativo, y esas reuniones se tornan más esporádicas.
Se podría asegurar que el trabajo de los diputados provinciales, en cuanto a rendimiento, estará por debajo de años anteriores. Quedan aún la elección general del 19 de mayo en nuestra provincia; Y más tarde vienen los sufragios para las nacionales. Obviamente habrá mucho tiempo dedicado a la campaña proselitista.

Un no oficialista arriba.
De los números que se ofrecen más arriba, no puede menos que destacarse la tarea cumplida por Berhongaray. No resulta habitual que un integrante de una bancada que no es la oficialista, por tercer año consecutivo, se anote en los primeros lugares en cuanto a su trabajo legislativo.
Berhongaray dejó trascender hace algunas semanas -y así se publicó en este diario- que tiene el objetivo de ser candidato a diputado nacional, y seguramente estos números le servirán para revalidar sus pretensiones entre sus correligionarios.