Biblioteca de Winifreda será rebautizada

EN ASAMBLEA EXTRAORDINARIA, LOS SOCIOS APROBARON CAMBIO DE NOMBRE

La Biblioteca Popular de Winifreda cambiará su nombre. Desde 1932, año de su fundación, se llama “Domingo F. Sarmiento”. Será rebautizada como Manuel Lej, en homenaje a un vecino que fue socio-colaborador de la institución durante dos décadas y media y falleció en julio pasado a los 75 años de edad.
El cambio de denominación fue propuesto por la comisión directiva de la entidad y fue aceptado unánimemente en una asamblea general extraordinaria celebrada el martes en la sede la entidad con la presencia de más de 20 socios, la mayoría mujeres.
También avalaron la medida dos familiares directos del homenajeado: Su hermana Rosita y su sobrina, la docente Griselda Poblete, presentes en la reunión. La presidenta de la entidad, Graciela Goby, expuso los fundamentos para defender la iniciativa.
“Manuel ocupó el cargo de presidente, secretario y fue hasta portero de la biblioteca. Le destinó gran parte de su tiempo, siempre estuvo dispuesto para acompañar al resto de los miembros de la comisión, a los chicos que se acercan y participó en cada una de las actividades que se desarrollaron en las escuelas, en la Fiesta del Mate y demás eventos”, expresó.
“A Sarmiento le han rendido muchos homenajes, muchas bibliotecas llevan su nombre. Una persona del pueblo me planteó que era una figura muy importante”, dijo la directiva y así dio a entender que ese vecino estaba en desacuerdo con el cambio de nombre. “No tenemos ningún problema ideológico con Sarmiento, nosotros lo que queremos es resaltar la figura de Manuel, siempre estaba cumpliendo una función en la biblioteca y en otras comisiones, trabajando para el otro, para los demás”, amplió.

“No es un capricho”.
Sus palabras fueron reafirmadas por el secretario Raúl Calvo. “No impulsamos esto por un capricho. Nadie pone en tela de juicio lo que hizo Sarmiento por la educación pública y el auge que le dio a las bibliotecas populares, pero las instituciones también las conforman hombres y mujeres que durante muchos años trabajan en ellas, como fue el caso de Manuel. Revisando las actas encontré que estuvo más de 25 años en esta biblioteca”.
“Sin estridencia y en silencio trabajó para esta institución porque realmente la quería y la amaba. Hoy es casi imposible que una persona quiera sumarse a una comisión y cuando aparece alguien casi que tenés que abrazarla y darle un beso”, continuó.
“No creo que Sarmiento se fuera a enojar con alguien que dio tanto por lo que él impulso. Manuel se merece sobradamente este homenaje”, afirmó.
Como la asamblea se realizó pasadas las 18.30 interesados en asistir no pudieron hacerlo por cuestiones laborales o familiares, pero igualmente llamaron por teléfono para manifestar que avalaban el único tema del orden del día. Los presentes finalizaron el acto con aplausos.
El acta de la asamblea con la resolución adoptada, entre otra documentación, será elevada a la Dirección de Personas Jurídicas de Santa Rosa. Una vez aprobada se procederá a estampar el nuevo nombre en el frente del edificio.

“Siempre presente”.
“Es muy gratificante que la comunidad reconozca a mi tío porque siempre estuvo presente dedicando lo más valioso que tenía: su tiempo en pro de la biblioteca y de otras instituciones”, expresó Poblete. “Si llega a ser posible que la biblioteca lleve su nombre creo que se hubiera sentido muy orgulloso, aunque nunca pidió reconocimiento para él, lo dio todo de corazón, desmedidamente, sin pedir nada. Estaría muy feliz, como nos sentimos nosotros en este momento”, señaló. Consultada por qué a su tío le apasionaba tanto la biblioteca, respondió: “Siempre fue un apasionado de los libros, de la lectura, de hecho yo me crié con él y lo primero que me acercó de niña fueron libros, aprendí a leer de muy pequeña porque libros en mi casa nunca faltaron. Su pasión era desmesurada por la lectura y era alguien que defendía mucho la cultura, una persona muy instruida; por eso creo que este era su lugar, además estaba con gente con la que se sentía bien y lo quería”.