Inicio La Pampa "Blindaje y reparto de cargos"

«Blindaje y reparto de cargos»

SALAS PATEO EL TABLERO DE CAMBIEMOS

En una dura crítica al acuerdo político que el radicalismo firmó con el PRO, Pedro José Salas, ex secretario de Gobierno de la municipalidad en la gestión del radical Francisco Torroba, reconoció que la UCR «acató sumisa y silenciosamente el rumbo impuesto al partido centenario desde la conducción nacional, replicando la conformación de un frente electoral basado únicamente en el reparto de cargos».
Cuestionó, además, el «blindaje político» para los intendentes integrantes de la alianza y la «proscripción política» hacia las corrientes opositoras dentro del partido radical.
Salas, quien además fue ex candidato por el radicalismo a viceintendente de Santa Rosa, eligió despedir el año con una fuerte crítica hacia su partido que él mismo se encargó de viralizar en las redes sociales. ¿El motivo? El rumbo que tomó la UCR desde que conformó la alianza política con el PRO hace más de tres años donde el especio político optó por un camino «que nunca debió recorrer».

Blindaje y proscripción.
El ex funcionario afirmó que «si la UCR tuviera que ser definida por alguna de sus características, éstas son las de ser un partido horizontal, deliberativo, ampliamente participativo, cultor de los debates y disputas internas llevadas incluso a extremos de confrontación que dieron sustento al ‘que se rompa y no se doble el Partido Radical».
Además apuntó que en «la constitución de este frente para el cambio» se «pactó expresamente un ‘blindaje electoral’ para los intendentes integrantes de la alianza» poniendo así «en práctica la proscripción política de cualquier sector que democrática y legalmente quisiera ofrecer a los afiliados partidarios y a los independientes una alternativa electoral» en las próximas elecciones del 17 de febrero.
«Ese ‘blindaje electoral’ fue impulsado por el Comité Provincia de la UCR de La Pampa, en una clara muestra de confusión doctrinaria y en un evidente conflicto de intereses personales, como un modo de garantizar las pretensiones reeleccionistas del intendente de Santa Rosa», manifestó Salas, quien cuestionó que haya sido «aceptado» por el candidato a gobernador del radicalismo.

Para Santa Rosa.
El ex candidato acusó que dicho «blindaje» que fue «pensado» para la capital pampeana «y extensivo a más de una docena de localidades gobernadas por el frente (…) no tuvo necesidad de ser puesto en práctica en Santa Rosa en razón de la defección del sector Azul que a último momento del vencimiento del plazo se abstuvo de presentar la lista completa alternativa, que había sido ingenuamente gestada al calor del entusiasmo de la militancia del sector».
«No obstante, la proscripción se hizo efectiva en la ciudad de Realicó, al rechazarse la oficialización de las listas de candidatos presentadas por un sector identificado como «Realicó Positivo», cuestionó Salas.
Y agregó: «Del blindaje político de los oficialismos municipales a la proscripción electoral de los opositores, es un camino que la Unión Cívica Radical nunca debió recorrer».
El ex funcionario expresó que la Junta Electoral de Cambiemos La Pampa «cita en los fundamentos del rechazo a la oficialización de la lista opositora» el compromiso asumido por el espacio «de no presentar ni autorizar la adhesión a ninguna otra lista en la ciudad de Realicó, La Pampa, que no sea la lista que encabece la pre-candidata a intendente Roxana Lercari».
«Triste paradoja resulta ser que la intendente ‘blindada’ en su aspiración reeleccionista sea la misma que dos años atrás sufrió presiones que la hicieron desistir de su intención de postularse y confrontar por una candidatura a diputada nacional», cerró en su carta Salas.