Inicio La Pampa Boqueteros se llevan $200 mil pero la Policía los atrapó

Boqueteros se llevan $200 mil pero la Policía los atrapó

USARON INHIBIDORES

La Policía detuvo ayer a dos hombres oriundos de Córdoba que están sospechados de haber ingresado a la casa central del comercio Granjeros del Oeste, ubicada en la calle Alvear y Garibaldi, hacer un boquete en el techo y sustraer una suma de dinero en efectivo que rondaba los $200 mil, además robaron material fílmico de las cámaras de seguridad. Fueron aprehendidos cuando se ocultaban en techos linderos. Las autoridades sospechan que alguien cercano al negocio brindó el dato para ingresar al lugar exacto donde estaba el dinero y una caja fuerte donde había más dinero, pero que no lograron abrir.
Un encargado denunció que la suma real faltante es de $700 mil, pero sólo hallaron 200.000 pesos. Por la noche se confirmó que los autores emplearon inhibidores de alarmas y celulares, lo que podría haber afectado también al sistema de comunicación de la Policía.
La Justicia santarroseña, en tanto, acusará formalmente a los detenidos hoy. Intervinieron en la causa la Seccional Primera, Brigada de Investigaciones, Policía Científica y el fiscal de Delitos Contra la Propiedad, Facundo Bon Dergham.

Por los techos.
Conforme a los datos aportados a LA ARENA por fuentes ligadas a la investigación, el atraco ocurrió en la madrugada y cuando los efectivos llegaron al lugar ya no había nadie en el interior. «Un encargado recibió un alerta de las alarmas y dio aviso a la Policía», afirmaron. Al principio, los uniformados sólo hallaron un boquete de dimensiones considerables sobre el techo, algunos escombros desparramados por el suelo y chapas rotas, indicios que prueban que los sospechosos habían ingresado de esa manera.
«Las diligencias de rigor se hicieron de manera correcta, trabajó la Agencia de Investigación Científica y Criminalística, pero pasaron las horas y aún no había sospechosos», siguió la fuente.
Más tarde, un grupo de efectivos de la Brigada regresó al lugar y vio a una persona subida al techo de una casa vecina. «Primero adujo ser el dueño de la vivienda, pero la tonada llamó la atención y tras varias preguntas con respuestas sin congruencia, se dieron cuenta que estaba mintiendo y lo atraparon».
Seguido a ello, el personal de la Primera presente en el comercio divisó a otro hombre sospechoso y lo detuvo. «Cerca de él había escondida, debajo de una chapa, una mochila con el dinero, material de las filmaciones del comercio y herramientas que serían las empleadas para realizar el boquete».
Los detenidos quedaron alojados en una celda de la Dependencia policial de avenida Belgrano, y otro en instalaciones de la Brigada.

¿Usaron inhibidores?
La misma fuente consultada confió que los atracadores «fueron muy puntuales en el lugar donde ingresaron», y agregó que «posiblemente hayan tenido colaboración de alguien que conocía el interior».
Otra de las cuestiones que se estaba investigando y que se confirmó por la noche fue que los atracadores emplearon inhibidores de señal para evitar que las alarmas se activaran, aunque un sensor sí habría funcionado. «son profesionales, sabían lo que estaban haciendo», dijo la fuente consultada y agregó que «es muy probable que la tecnología usada afectara también al sistema comunicacional de la Policía. Eso se va a chequear con el avance de la investigación», concluyó.