Buscan fomentar desarrollo provincial

SE REALIZO LA PRIMERA HACKATON AGROINDUSTRIAL EN LA PAMPA

El pasado fin de semana se desarrolló en Santa Rosa la Hackaton Agroindustrial 2018. La instancia fue organizada por el Coprocna (Consejo Profesional de Ciencias Naturales de La Pampa) y Ozono (Consultora Ambiental Integral) con la colaboración del Ateneo Juvenil, la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de La Pampa y el Isses (Instituto Superior de Estudios Sicopedagógicos y Sociales), con financiamiento del Ministerio de la Producción de la provincia y de empresas privadas.
El equipo de organización está compuesto por Julián Bresser, presidente del Coprocna, Flavio Bruno, Alejandro Pérez Martín, Sebastián Montes, Cintia Cabrera y Marianela Rodríguez. Además, Pablo Marek fue el facilitador durante la organización y el evento, y el grupo de el Ateneo Juvenil, colaboradores durante la actividad.

¿Qué es Hackatón?
En su contacto con LA ARENA, los jóvenes desarrolladores del espacio explicaron de qué se trata. “Hackatón es una apasionante y vertiginosa competencia donde profesionales, estudiantes y entusiastas participan para trabajar ideas de negocio aplicadas a un sector específico con el fin de encontrar soluciones a los desafíos identificados. Las Hackatones, como modalidad de trabajo maratónico, tuvieron origen en Estados Unidos; en Argentina se han realizado Hackatones en los últimos años en Rosario, Mendoza, Tandil, Córdoba y Buenos Aires. Es la primera vez que se realiza este tipo de formato en La Pampa”, señalaron.
“Esta Hackatón involucró al Agro y a la Industria, y planteó dos desafíos: el valor agregado en origen, tanto a materias primas como a subproductos y residuos consecuentes de la actividad productiva ya establecida, y la optimización en procesos y desarrollo de acciones dirigidas al ahorro y eficiencia energética. Y participaron alrededor de 80 personas de una amplia banda etaria, de entre 16 y 84 años, provenientes de distintas localidades de nuestra provincia, de la Provincia de Mendoza, Córdoba, Neuquén, Buenos Aires y Chubut”, agregaron.

Idea productiva.
Los ejecutores del espacio comentaron a este diario cuál es la orientación de la propuesta. “La convocatoria estuvo dirigida a cualquier interesado a plantear y trabajar soluciones con o sin una idea a trabajar. Los participantes que llevaron ideas las compartieron con el resto en el primer encuentro y se formaron grupos de trabajo con el resto de los participantes. Durante las jornadas de trabajo, los participantes contaron con el asesoramiento de técnicos en ingeniería, negocios, marketing, contadores, programadores y desarrolladores tecnológicos; además de distintas disertaciones de emprendedores exitosos como las empresas Hidromotic y Smartcultiva e investigadores como Ricardo Garro, en representación del INTA”.
Los objetivos que pretenden alcanzar los organizadores del evento incluyen “transformar la idea en un modelo de negocios a partir del trabajo colaborativo, de pensar y diseñar soluciones tecnológicas e innovadoras que den respuesta a los desafíos productivos actuales”.

Propuestas premiadas.
El primer premio de 50 mil pesos lo ganaron David González, Cristian Rodríguez y Nehuén Emanuel Molina, los dos primeros de la ciudad de Santa Rosa y el tercero de la ciudad de Esquel, con el proyecto de una máquina y servicio para el reciclado de residuos de plástico. Los jóvenes emprendedores propusieron aprovechar wse material de descarte y darle valor agregado mediante la provisión de insumos a usuarios de impresoras 3D.
El segundo premio de 20 mil lo ganaron Leandro, Magdalena y Sebastián Alesso, tres hermanos de General Pico que compartieron su trabajo con Martín Escudero, quien participó en representación de la empresa Diésel Lange, concesionario de John Deere, quienes desarrollaron de la idea de un scanner para la cría bovina de precisión. El proyecto prevé instalar en la manga un implemento con el cual monitorear, a través de imágenes, el estado y progresión de evolución de los animales, datos con los cuales podrían optimizar y delinear acciones productivas.
El tercer premio, de 10 mil pesos, se lo adjudicaron Maximiliano Gaurón, David Herman y Cristian Delgadín, quienes desarrollaron una idea de automatización de mallas antigranizo. Los jóvenes idearon un sistema mecánico para ese tendido protector que simplifica su remoción y favorece la polinización, entre otras virtudes novedosas.
Las palabras de cierre las tuvo a su cargo el rector de la Unlpam, Oscar Alpa, y el representante legal del Isses, Miguel Di Pego, sede del evento. Pablo Marek, también en representación de la Unlpam, moderó las charlas y el evento de principio a fin. Los jurados para la selección de los ganadores fueron Pedro Morris Daly, Luz Lardone, Paulina Lescano, Carina Lucero y Vanina Fernández.

Incentivar emprendedores.
Según explicaron los gestores del evento, “las motivaciones generales del equipo organizador del evento eran llamar a la reflexión, a la innovación, hacer e inspirar, pero sobre todas las cosas vincular a los distintos actores del sector agroindustrial, emprendedores, técnicos, empresarios, sector público y académico, todo con el fin de contribuir al desarrollo industrial y agropecuario de la provincia, sin dejar de lado el cuidado del medio ambiente y el óptimo aprovechamiento de los recursos; poner a La Pampa en el mapa nacional con un evento reconocido a nivel mundial, y despertar la iniciativa en los pampeanos para fomentar el desarrollo provincial en una zona con alto potencial productivo”.
“Luego de cerrada la primera Hackatón en La Pampa y habiendo tenido un resultado de interés genuino, trabajo en equipo y sinergias, la motivación es repetir nuevamente el formato, tratando de llegar a más personas de toda la provincia y la región, motivando el espíritu emprendedor que está presente y cada vez se siente más fuerte”, concluyeron.