Inicio La Pampa Cabaré: hubo fundamentos y protestas

Cabaré: hubo fundamentos y protestas

LA CAUSA JUDICIAL DE "LA CHICHO SHOW", DE MACACHIN

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal, integrado por los jueces Mario Triputti, Pablo Díaz Lacava y Marcos Aguerrido, entregaron ayer los fundamentos por los cuales decidieron absolver a los imputados, entre ellos el intendente de Macachín Jorge Luis Cabak, y anular la investigación de la causa que investigó los delitos de trata de personas.
La semana pasada, tras los alegatos de las defensas y el turno de réplica del fiscal Leonel Gómez Barbella, los magistrados habían considerado que el pedido de allanamiento en el predio donde funcionaba el cabaré «La Chicho Show» fue irregular.
También habían anulado la investigación a causa de la pérdida de las escuchas telefónicas, y en eso basaron la nulidad de la causa. En ese contexto, un grupo de mujeres abolicionistas fue hasta el edificio del TOF y expresó su desacuerdo por la decisión de los magistrados. «Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución», rezaba una bandera que llevaron.
No hubo audiencia y tampoco estuvieron presentes los defensores de los acusados. El fiscal tampoco asistió (la tormenta impidió que su vuelo desde Buenos Aires hacia Santa Rosa fuera posible), pero en representación de la Fiscalía estuvo su auxiliar, la fiscal Noemí Rodríguez Ríos. También estuvo presente el grupo de personas que llegó para manifestar su desacuerdo con el fallo de exculpar al intendente Cabak; al ex jefe de la comisaría, Hugo Iglesias; a los propietarios Luis Daniel De Luca y Esmundo Blas; a Ariel Otero (transportista), Oscar Moya (remisero) y a Maximiliano De Luca (comerciante), para quienes se habían pedido duras penas de cárcel que iban desde los 5 a los 7 años según la participación y, en el caso del jefe comunal, la inhabilitación de ocupar cargos públicos.

Fundamentos.
En las oficinas del TOF, en tanto, se dispusieron a entregar copias de los fundamentos. Triputti fue quien manifestó su fundamento y los otros dos integrantes del Tribunal (Díaz Lacava y Aguerrido) adhirieron con sus respectivos votos.
Triputti advirtió que en la causa hubo numerosas desprolijidades; como así también se refirió a la denuncia que dio inicio a la investigación, y mencionó que se trató de una denuncia a través de un llamado anónimo, del cual nunca nadie (jueces, fiscales y defensores) supo su identidad.
«Advierto que lo que es una necesidad jurídica insatisfecha. No sabemos quién es esta persona. No lo sabemos los jueces, ni las defensas, incluso creo que no lo sabe ni la fiscalía», apuntó y dijo -por Belén Pérez Fassi, oficial principal de la Brigada de Investigaciones- «no estamos aquí frente a una oficial inexperta, carente de recursos y conocimientos para tratar con situaciones de este tipo o sorprendida por la novedad. Estamos ante una Oficial Principal, experimentada, a punto tal que fue específicamente comisionada por su superior para investigar el hecho. Por ello llama más aún la atención la falta de cuidado y lo desmañado de este inicio», ello en referencia a la pérdida de los casettes y soportes originales perdidos. Al no presentarse los casettes, las transcripciones efectuadas desmerecen el procedimiento judicial y policial.