“Cada vez hacemos un mayor esfuerzo”

TOAY: LA CRISIS ECONOMICA NACIONAL GOLPEA A LAS COMUNAS

La secretaria de Desarrollo Social y Humano del municipio toayense, Graciela Salvini, indicó que “las necesidades de la población van aumentando” lo que ha generado “descenso social”.
“El esfuerzo que venimos haciendo es cada vez mayor porque las necesidades de la población van incrementando, la asistencia se da ante situaciones de pobreza y hoy podemos decir que hay una población que ha sufrido un descenso social producto que los ingresos han disminuido y no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas, alimentarias, servicios y vestimenta”.
La funcionaria comunal que destaca el trabajo con las instituciones del medio, sostuvo que para acompañar este proceso es necesaria la parte profesional y asistencial.
Salvini confió que se ha ampliado la asistencia económica en lo que hace a los servicios básicos de luz y gas, los cuales se incrementaron en un 42% en lo que hace desde principio de año a la fecha.
En este sentido, sostuvo que “llama la atención la asistencia en alquileres de una población que había dejado de venir y que si bien cuentan con ingresos, no alcanza para ni siquiera que viva el núcleo familiar”, lo cual genera un aumento del 12%.
Otro punto considerable tiene que ver con la cobertura de las cuestiones alimentarias. En marzo de este año se otorgaban 819 tarjetas y otras 120 asistencias a través de Desarrollo Social.
Para esto es necesario un trabajo colectivo con los ministerios de Desarrollo Social y de Educación de la provincia, “porque las tarjetas vienen a cumplir un rol importante en lo que hace a los refuerzos de febrero en vestimenta y útiles escolares y esto implica un esfuerzo en la articulación y en el recursos humano para llevar adelante el estudio territorial. Es una actualización permanente que le permite a la gente que le llegue el recurso de la mejor manera”.

Recursos.
Ante este contexto, la secretaria dijo que actualmente hacen frente a unas 1.274 asistencias alimentarias mensuales, repartidas entre 999 tarjetas alimentarias, 150 de desarrollo social, y 125 de refuerzo alimentario.
“Estamos hablando de un promedio de dinero con montos de 500 a 800 pesos para que la gente tome dimensión y que somos muy cuidadosos con respecto a los criterios porque la necesidad cada vez se nota más y pretendemos ir sosteniendo lo que hemos desarrollado pero es complejo porque también el Ministerio de Desarrollo Social no está recibiendo los fondos de Nación, y esto se va complejizando cada vez más”, argumentó.
“Este año ha sido rotundo el incremento y la necesidad porque incluso familias que se calefaccionaban con gas natural venían por la asistencia de leña, a los cuales les dijimos que no porque son únicamente para uso exclusivo de aquellos que tienen una única opción de abastecimiento que es la leña y en este sentido este mismo rubro se incrementó en un 30 por ciento”, amplió.
Finalmente, Salvini señaló que la gravedad de los casos afrontados y el malestar socioeconómico “no sólo exige un esfuerzo de trabajo de los actores que formamos parte de la gestión municipal sino también de analizar el presupuesto que se nutre de los aportes de la obligación y a través de las distintas partidas presupuestales del Ministerio de Desarrollo de la provincia”.