Inicio La Pampa El desolador escenario que dejaron las tormentas en un pueblo pampeano

El desolador escenario que dejaron las tormentas en un pueblo pampeano

LAS TORMENTAS AFECTARON A LAS LOCALIDADES DE VICTORICA Y EDUARDO CASTEX

Arboles, postes y cables caídos; roturas y voladuras de techos en 12 viviendas, familias evacuadas, calles anegadas y vehículos encajados. Este fue el triste saldo que dejaron las dos tormentas que el miércoles afectaron a Victorica. También hubo inconvenientes en E. Castex.
La intensa caída de agua, granizo y los vientos huracanados generaron destrozos en casi todo el radio urbano. Las inmensas nubes negras descargaron 120 milímetros en pocas horas.
Ayer el panorama era desolador. Mirara por donde se mirara había una importante cantidad árboles, cables de electricidad, de telefonía y del canal de televisión local tirados sobre veredas, calles y casas, viviendas sin chapas en sus techos y arterias intransitables.
Incluso dos radios de FM salieron de servicio porque las ráfagas partieron al medio las torres de hierro de las antenas de transmisión. Empleados municipales y bomberos voluntarios auxiliaron a varios vecinos, a camiones distribuidores de mercaderías que estaban encajados en calles de tierra y realizaron las primeras tareas de limpieza en distintos sectores.
En la madrugada de ayer los operarios de la Cevic restablecieron el servicio energético dañado por numerosos olmos que cayeron sobre un centenar de postes que sostienen los cables.
Desde la entidad dejaron trascender que venían advirtiendo desde hacía tiempo al municipio sobre la peligrosidad que representaban esas especies y la necesidad de extraerlas.
Los recursos humanos siguieron trabajando coordinadamente durante toda la jornada y continuarán haciéndolo en los días sucesivos. El personal de redes de la Cevic, a las 5.30, también normalizó la prestación de energía en Luan Toro, Loventuel, Arbol Solo y La Pastoril.

«Fueron terribles».
El viceintendente de Victorica, Luciano Maceda, contó a LA ARENA, que la primera tormenta se desató a las 16.30 y la segunda en horas de la noche fue mucho más intensa. Las consecuencias «fueron terribles», dijo.
«Arrancó plantas de raíz y las dio vueltas, el arbolado del parque Los Pisaderos quedó muy dañado, el viento tiró postes de luz, de telefonía y del canal, se registraron roturas y voladuras de techos en 12 casas y se cayeron tanques de agua», detalló.
Señaló que tres familias se autoevacuaron y las demás permanecieron en una dependencia municipal y después sus familiares se ocuparon de ubicarlas en sus hogares por un tiempo. «Las familias que sufrieron voladuras de techo también perdieron sus muebles porque se mojaron todos y a las que se les inundó la vivienda ropas y colchones», apuntó Maceda.
«El municipio ya está asistiendo a los afectados y la limpieza en el pueblo avanza muy rápidamente porque hay mucha gente trabajando», apuntó.
El intendente Hugo Kenny, manifestó su beneplácito porque desde Provincia le prometieron fondos para solucionar las distintas problemáticas. «Estamos generando las notas para el Ministerio de Desarrollo Social y Asuntos Municipales, desde donde vía telefónica nos confirmaron que nos iban a ayudar», declaró y precisó que las piedras obstruyeron las canaletas y eso ocasionó que entrara agua «al 90% de las casas».
Las roturas en viviendas alcanzan los 450 metros cuadrados. «Vamos a actuar rápidamente porque este fin de semana podría volver a llover», dijo alarmado Kenny, quien agradeció el trabajo de municipales, bomberos, Defensa Civil, policías, Salud Pública, de la Cevic y muchos vecinos que colaboran ante esta emergencia.

En Eduardo Castex.
Una tormenta con fuertes ráfagas de viento azotó la zona de Eduardo Castex, donde voló techos de viviendas, hubo una familia evacuada y derribó una gran cantidad de árboles en la zona urbana.
«Tuvimos un intenso trabajo, porque fue una tormenta mucho más violenta que anteriores, donde tiro muchísimas plantas y genero muchos inconvenientes», destacó el jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Eduardo Castex, Alexis Cuello.
«Trabajamos con la policía, con el personal de la Cospec y la gente del municipio tuvo mucho trabajo durante varias horas», destacó el entrevistado. La lluvia registrada fue de 30 milímetros. El Servicio Meteorológico Nacional ésta vez acertó. Había pronosticado tormentas con fuertes vientos, y se cumplió. Pasadas las 21 horas del miércoles, comenzó la lluvia con fuertes vientos en la zona de Eduardo Castex. En la calle Palacios, entre calles Maipú y Combate de
San Lorenzo, voló parte del techo de la vivienda de la familia Silva.
Después, en la denominada curva de Peiretti, a 13 kilómetros al sur del acceso a esta localidad, un camión de la firma Castaño de Realicó «se fue a la banquina» por «el fuerte viento que azotaba la región», indicaron fuentes policiales.
«Otro camión tuvo un desperfecto eléctrico en el cruce de ruta provincial 102 y Avenida de las Banderas, donde tuvimos que hacer cortes en la ruta para evitar inconvenientes en el tránsito», relató el subcomisario Marcelo Cortes.
Los bomberos voluntarios trabajaron en la zona urbana y también en los sectores suburbanos. Desde el cruce de ruta nacional 35 y ruta provincial 102 hacia el oeste tuvieron que retirar plantas caídas sobre el pavimento «a lo largo de 15 o 20 kilómetros». «Y por la ruta nacional 35 hacia el sur fuimos hasta el tramo ubicado entre la ruta provincial 8 y Winifreda, porque había plantas sobre la ruta que hacían peligrosa la transitabilidad», explicó Cuello.

Proponen una red de alertas.
El intendente Kenny adelantó que trabajará para la conformación «de una red provincial de alertas meteorológicas para que lleguen directamente a los municipios y no estemos esperando el diario para ver cómo va a estar el clima. El Servicio Meteorológico Nacional no le hace una advertencia a Defensa Civil de Victorica, a los bomberos o al municipio, eso debe cambiar y su aplicación no debe ser tan complicada. Nos ayudaría a generar avisos a la población para tomar los recaudos necesarios».