Inicio La Pampa Camiones a Vaca Muerta rompen rutas pampeanas

Camiones a Vaca Muerta rompen rutas pampeanas

ARENA ENTERRIANA

El sistema no convencional de exploración y extracción petrolera llamado «frácking», de amplia difusión en la zona de Vaca Muerta, produce nocivos efectos colaterales en La Pampa. Es que el 80% de la arena especial que usan viaja desde Entre Ríos a Neuquén. El paso obligado es por rutas nacionales y provinciales que surcan a nuestra provincia. El Gobierno provincial ha reclamado por el estado calamitoso de las vías terrestres nacionales, consiguiendo solo bacheos. Temen que ésta nueva «ruta» de ésas arenas sean un ingrediente nocivo más que incremente la peligrosidad para los transeúntes.

«Nuevo oro».
El tema salió a superficie cuando días atrás un camión con uno de ésos cargamentos volcó en la ruta nacional 151en cercanías de Catriel. El medio local C25N afirmó al menos doscientos camiones similares se desplazan cada día por las rutas del país, desde Ibicuy (Entre Ríos) a Añelo (Neuquén), desde donde llega el 80%. Algo parecido, pero en menor escala, ocurre desde Trelew, Chubut, donde producen el porcentaje restante. Para soslayar la importancia de éste insumo basta mencionar que lo llaman «el nuevo oro».
Las fuentes consultadas por el medio rionegrino desnudaron que la ruta de carga que pasa por La Pampa, tiene, además del daño en los pavimentos, otras connotaciones preocupantes que generan los peligros que conlleva ése sistema de tránsito. Aseguran que los chóferes deben recorrer una distancia de 1.272 kilómetros, lo que implica estar unas 15 horas al volante, prácticamente sin descanso y sin relevo, lo que hace que sea una actividad altamente riesgosa, no sólo para los camioneros, sino para los automovilistas que se desplazan por las rutas donde transitan estos pesados vehículos. Generalmente se desplazan en convoy de 4 a 5 unidades, acompañándose mutuamente.
Los daños que sufren los pavimentos a causa del peso de estos camiones son ostensiblemente visibles, especialmente en la ruta nacional 151, donde es una constante las deformaciones y deterioro de la cinta asfáltica, lo que ha provocado en diferentes ocasiones siniestros en dicha arteria. Es que los transportes tradicionales portan una carga de hasta 30 toneladas, pero con la aparición del sistema de bateas la carga llega hasta 55 toneladas.

Ruta pampeana.
Lo cierto es que hoy la mayoría absoluta de ésas arenas especiales pasa de una u otra manera por La Pampa. Desde Ibicuy hay varias alternativas que cruzan, además de Entre Ríos, las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa y Río Negro. En todas, el tránsito discurre por tanto por las rutas nacionales y provinciales.
En La Pampa este tipo de cargamento puede ingresar por la provincia de Buenos Aires ó Córdoba, usando las rutas provinciales como las 1, 10, 20, 102, 14 ó 18, que desembocan en las nacionales 35, 143, 152 y 151, itinerario obligado para acceder al puente dique Punto Unido en inmediaciones de 25 de Mayo. Vale señalar que desde el Gobierno Provincial y los municipios, se han realizado innumerables reclamos sobre la ruta 151, hubo múltiples reclamos por el calamitoso estado de ésas vías terrestres, hasta ahora con muy pocas respuestas, sólo un magro presupuesto para bacheos.
Hay un proyecto que haría superar ésta delicada situación: un tren que uniera a la ciudad de Bahía Blanca con el yacimiento de Vaca Muerta. La idea de tal millonaria inversión tiene que ver con el transporte de éste insumo, aunque hay que recordar que hoy solo se trata de una proyección.

Peligro.
La fractura hidráulica, también denominada frácking, es una técnica de extracción de hidrocarburos consistente en la realización de perforaciones para luego introducir a presión químicos, arena y millones de litros de agua. El compuesto agrieta las rocas subterráneas y, cuando el líquido se escurre, la arena mantiene abiertas las grietas y los fluidos brotan a la superficie de manera continua.
La fractura de cada pozo insume unas 500 toneladas y, si Vaca Muerta alcanza el desarrollo planificado, va a necesitar alrededor de 8 millones de toneladas por año. Con esos datos, la magnitud y el potencial de la extracción y comercialización de la arena que abunda en la provincia de Entre Ríos, denominada «el nuevo oro», es difícil de dimensionar.
¿Cuál es el peligro? Muy simple, todo indica que éstos excesos se van a incrementar y la falta de inversión llevarán a que la situación de colapso global. En los últimos años, donde persiste ésta realidad vial, han ocurrido innumerables accidentes, muchos de ellos fatales, y la lógica indica que cuanto más se deteriore ésas vías de comunicación terrestre los peligros que deberán enfrentar de los usuarios se multipliquen en forma proporcional.