Candidatura de Torroba: “Hay que seguir charlando con los sectores”

ELECCIONES 2019

El ex intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba, es uno de los posibles candidatos de cara a las elecciones que se realizarán en junio del año que viene. A raíz de las declaraciones que el diputado Abel Sabarots hizo a este medio, sobre su preferencia por Torroba, surgió un nombre más en la lista de aspirantes al máximo cargo provincial.
En diálogo con LA ARENA, el ex legislador advirtió que su candidatura depende de “cómo se hilvana una coalición de gobierno”. También dijo que las elecciones para la oposición “siempre son difíciles” pese a que Verna no se presente, y que no hará “diferenciación por cuestiones ideológicas” para quienes quieran integrar la “coalición”.
En cuanto a la situación del país, alertó que es de “alta precariedad”, y dijo que es “preocupante” la inestabilidad política del gobierno, por la crisis económica. En este sentido, indicó que se debe hacer “un esfuerzo para que termine su período”.
Sobre la situación del radicalismo, reconoció que “no ha sabido imponerse para tomar decisiones”, y, pese a que van casi tres años de gobierno, expresó que su espacio político “tiene que seguir trabajando para una coalición de gobierno”.

-Hay un sector del radicalismo que lo está postulando como candidato a gobernador…
-Son expresiones personales, particulares. La convocatoria de elecciones va a adelantar las definiciones, pero hay que seguir charlando con los distintos sectores.

-¿Qué sector lo apoya?
-El sector “azul” que me ha acompañado siempre. Surge a partir de las declaraciones de Sabarots en este medio.

-¿Y usted quiere?
-Son cuestiones que hay que pensar.

-¿De qué depende?
– Cuestiones personales, de cómo se hilvana una gran coalición, y que tengan coincidencia con programas de gobierno, sino son coaliciones electorales que terminan con las elecciones. Y para que La Pampa termine con esto de no crecer, sería importante.

-¿No le parece un buen escenario, teniendo en cuenta que Verna no se va a presentar?
-No, las elecciones siempre son difíciles para la oposición, se presente quién se presente. Lo importante es hacer una coalición que tenga músculo político, un buen programa de gobierno, y aspiramos a que el gobernador se recupere lo antes posible.

-¿Quién le gustaría que integre esta coalición?
-Yo no haría una diferenciación por cuestiones ideológicas. Yo creo que toda persona honesta que quiera aportar en el crecimiento de La Pampa, tiene que tener un lugar. Si tenemos el 40% de la población que ha migrado, si es una provincia que expulsa población, que no tiene proceso de sustitución de insumos, que se estancó en el tiempo, entonces me parece que todos los que tengan ideas son bienvenidos.

-Hay varios candidatos en Cambiemos, ¿luego de una interna le parece que el ganador saldrá golpeado o fortalecido?
-Falta mucho para la interna, va a haber procesos de diálogo…

-No falta tanto.
-Faltan 6 meses y muchas veces en la última semana se resuelven cuestiones.

-¿Usted se siente parte de Cambiemos?
-El radicalismo decidió integrar Cambiemos. Lo que yo vengo sosteniendo siempre es que ha sido una coalición electoral para transformarse en gobierno. La Argentina tiene una precaria situación, donde se atraviesa una crisis de corrupción, tenemos una crisis cambiaria, la gente todos los días se levanta para ver a cuánto arrancó el dólar y a cuánto cerró, y hace 70 años que la Argentina no crece, salvo algunos períodos.

-¿Qué evaluación hace de la gestión de Verna?
-La provincia ha seguido con piloto automático. Está estancada, se sigue hablando de la misma superficie de riego, no hemos hecho una empresa cooperativa estatal de comunicaciones. Es una administración que sigue, pero no ha servido para poner a la provincia donde debe estar.

-Qué evaluación hace del gobierno de Cambiemos y del radicalismo como parte de la coalición?
-Este es el gobierno de Macri, donde el radicalismo no ha sabido imponerse a la hora de tomar decisiones, es decir que no ha tenido relevancia en el momento de formular las políticas, y eso es un déficit para el gobierno de Macri. Las necesidades de Argentina, como el déficit fiscal, retraso cambiario, tarifario, escasez de reserva, todo eso llevó a que la Argentina esté hoy en una situación de agonía.

-¿Entonces le atribuye la actual situación del país a lo que se llamó la “pesada herencia”?
-La herencia tiene que ver con esta situación, lo que ha habido es una incapacidad para resolver la herencia. Teníamos déficit en muchas áreas, el tipo de cambio estaba retrasado, y se había llegado al cepo, y también alto índice de informalidad laboral. Esto no era fácil de resolver, y el gobierno no tomó el camino adecuado, primero porque no tenía el diagnóstico adecuado…

-¿A usted le parece?, porque mire que al comienzo de la gestión se insistió con la pesada herencia…
-Yo personalmente creo que no tenían un diagnóstico adecuado, y que las políticas no sirvieron, y por lo tanto siguieron corriendo las dificultades.

-¿Le preocupa la inestabilidad política de este gobierno, a partir de la crisis económica que se vive actualmente, o cree que las “tormentas” son pasajeras?
-No, yo creo que es preocupante, por lo que impacta en los argentinos, por la situación socioeconómica. Y creo que hay que hacer un esfuerzo para que el gobierno termine su período. Nadie quiere que termine mal, aunque puede haber un sector minoritario de “cuanto peor, mejor”.

-¿Cómo queda el radicalismo parado, como partido político, luego de esta alianza que se estableció en Gualeguaychú?
-El radicalismo tiene que seguir trabajando para consolidar una coalición de gobierno, de tener sus propios candidatos, y de ampliar esta coalición al servicio del país, porque la situación es de alta precariedad.