Carola: “Nunca me sentí presionado”

FISCAL DICE QUE LAS CARPETAS MEDICAS IMPLICAN "UN GASTO DE MUCHOS MILLONES" A LA PROVINCIA

El ausentismo fraudulento “como la utilización de las carpetas médicas” para justificar la no concurrencia a trabajar, “se da básicamente en el ámbito de la Educación y la Salud”, e “implica un gasto muy grande a la provincia. Si uno ve los pesos que significan son muchos millones”, advirtió el Fiscal de Investigaciones Administrativas. Juan Carlos Carola, en diálogo con LA ARENA reveló que en los últimos meses “se detectaron 25 casos de ese tipo”.
El funcionario habló para anunciar el Foro Pampeano de Investigaciones Administrativas, que se pondrá en marcha próximamente, pero también se refirió a otros temas de su competencia.

Casos más asiduos.
Sostuvo en la charla con el cronista que “los casos de violencia institucional, es decir, hechos de abuso policial, son los más recurrentes”, en tanto “los docentes ocupan el segundo lugar en cantidad de denuncias presentadas en su contra”.
Después hizo referencia a la violencia de género, y sostuvo que “en general estos casos se enmarcan dentro de un esquema de violencia laboral”.
En cuanto a la tarea que lleva adelante la Fiscalía, indicó que se puso el acento en “tres ejes: acceso a la información pública, violencia de género y violencia laboral. Hoy en día hay varios casos de violencia de género y violencia laboral”, dijo Carola, quien aclaró no obstante que se que se mezclan las dos modalidades porque la mayoría de las veces la cuestión de género es parte de “un esquema de violencia laboral”.
También, advirtió que es “un tema difícil de erradicar”, pero que están siendo “muy severos para intentar bajar los números”.

Violencia policial, más denunciado.
Preguntado cuáles eran los casos que más le llegaban al organismo, dijo: “Tenemos muchas denuncias a policías por abusos. Pero eso tiene que ver con que la Fiscalía empezó recién el año pasado a tomar estas denuncias. Antiguamente la policía se investigaba a sí misma, pero eso no generaba mucha confianza”, razonó.
Después son los docentes quienes acumulan mayores denuncias. “Se ven desde problemas personales, como también falseamiento de declaraciones juradas, y algunas referidas al trato con los chicos, pero estos últimos son los menos”, explicó.

Facturas falsas.
Sobre la relación que mantienen con el Tribunal de cuentas, Carola dijo que “cada uno mantiene su independencia”, pero que trabajan de manera complementaria en el sentido de que “ellos pueden detectar una irregularidad en el manejo del dinero público, que puede constituir una falta administrativa, y a su vez un ilícito penal. Entonces, nos ponen en conocimiento a nosotros, como también al Ministerio Público Fiscal”.
Con respecto a la polémica que se desató a partir de la presentación de facturas falsas en cinco comisiones de fomento de la provincia -cuyo monto sin justificar ascendería a 14 millones de pesos-, Juan Carlos Carola explicó que “se puede dar por ignorancia o por intención”, y diferenció sobre la posibilidad que algunos jefes comunales podrían “no conocer las normas y por eso no se las cumplen”, y tal vez eso haría que “la gravedad (de la falta) pudiera no ser la misma”.
Sin embargo, aclaró que para pensar en un atenuante tiene que ser un caso que esté completamente justificado. “Tratándose de un funcionario que tiene a cargo una comisión de fomento, debe ser muy justificable su argumentación para decir que no conocía las normas”, afirmó.

“Nunca me sentí presionado”.
El fiscal Carola afirmó tener “independencia política”, y agregó que desde las esferas de gobierno “nunca” se dio que se pretendiera incidir en determinados expedientes que tiene a su cargo.
Sobre la Oficina Anticorrupción de Nación, que cumpliría una “función parecida” -y cuya titular Laura Alonso adhiere al partido gobernante-, opinó que “depender del poder político es un problema, es más difícil, no digo que no se pueda, pero no es lo conveniente”.
Expresó que en lo que a él respecta nunca se ha sentido “presionado”, y que tiene un diálogo con los tres poderes, pero por la “fijación de la política disciplinaria. Tenemos contacto para conversar sobre las políticas, no sobre casos particulares”.
Recordó que la Fiscalía de Investigaciones Administrativas tiene desde 1994 rango constitucional, lo que obviamente le otorga una firmeza que no tiene en algunas otras provincias.

Para mejorar.
Finalmente Carola mencionó el tema de las declaraciones juradas, que constituyen “un trabajo terriblemente pesado para la Fiscalía, y le saca muchísimos recursos humanos y materiales para poder llevar adelante un buen control con este tema. Hoy en día estamos trabajado con el Cesida para que nos hagan un sistema informático, porque liberaría recursos de la Fiscalía para la investigación”, completó.