Caso Marino: promueven un protocolo

LEGISLADORAS RADICALES SE PRONUNCIARON SOBRE LA DENUNCIA DE ABUSO

La acusación por acoso y abusos que una empleada del Congreso realizó contra el senador pampeano de Cambiemos Juan Carlos Marino sigue generando repercusión en la Cámara Alta y las mujeres del radicalismo preparan un protocolo de denuncias de abuso sexual “en tiempo y forma” para, de esa manera, desactivar “cualquier clase de especulación”.
Legisladoras radicales difundieron ayer una declaración de repudio a los casos de abuso sexual en la política entre ellos el del senador Marino, al que evitaron mencionar. Se especulaba que el pampeano podía aparecer en la reunión de bloque de ayer y en la sesión de hoy en la Cámara.
“Sabemos de la necesidad de impulsar desde nuestros respectivos ámbitos de acción, una vía institucional en la lucha contra actos de acoso y abuso sexual. Consideramos que prevenir mediante concientización de los actos de violencia contra la mujer es tan importante como actuar con celeridad en los casos que se producen”, subscriben las diputadas radicales, entre ellas Aída Ayala, Brenda Austin, Karina Banfi, Gabriela Burgos, Carla y Soledad Carrizo, Alejandra Martínez, Lorena Matzen, Claudia Najul y Josefina Mendoza.
También lo suscribió la ex diputada María Luisa Storani, que este lunes reunió en el Comité a dirigentes radicales dedicadas a políticas de género.
Las legisladoras promueven un protocolo para abordar denuncias como las que recayó contra su correligionario Marino, Educación Sexual Integral (ESI) en los colegios “desde temprana edad” y, sobre todo “erradicar la violencia machista”.
“De ahora en más habrá conductas que antes formaban parte de nuestra cotidaneidad, ‘micromachismos’, que deberán ser replanteados y que juntos y juntas cuestionaremos”, advirtieron.
Desde el jueves, cuando la empleada del Congreso Claudia Guebel denunció a Marino, las legisladoras radicales intercambiaron mensajes sobre cómo pronunciarse y aunque prefieren no decirlo públicamente, más de una confiesa sus dudas sobre el relato y la oportunidad de la presentación judicial. “Ninguna la llamó para solidarizarse”, según consignó La Política Online.
Otra idea que hablaron fue la de reproducir los juzgados de la mujer que funcionan en Jujuy desde la asunción de Gerardo Morales y reciben denuncias diarias sobre mujeres agredidas. “Lo que no podemos es inventar una ley para salir del paso. No sería serio”, confió una diputada de la UCR a LPO.

Protocolos.
Marino estaba convocado a una reunión de bloque de anoche y a la sesión de hoy. Su mayor poder es presidir la bicameral de organismos de inteligencia y la de la biblioteca del congreso que Macri criticó por tener 1700 empleados.
En tanto, los “protocolos” son la consigna más repetida por estas horas en el Congreso, “porque a los legisladores, políticos al fin, les pesa la idea de quedar atrapados en denuncias que no puedan probar en lo inmediato y terminen ensuciando una causa noble. APL, el gremio de trabajadores de ambas Cámaras, elaboró un instructivo para denunciar abusos y se pondrá en marcha en 2019, cuando cada partido político podría tener listo uno propio”, indicó el medio.
En tanto, la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, se sumó al legislador del PRO Federico Pinedo en pedir que no haya condena hasta que se exprese la justicia. “Este tema nos conmovió y nos movilizó a todos. No teníamos ninguna información a nivel de Presidencia del Senado. Nos enteramos cuando se enteró todo el mundo. La investigación debe ser concisa, precisa, rápida y profunda”, solicitó.

Candidatura.
Luis Naidenoff, radical y jefe de Cambiemos en el Senado, calificó como “un gesto” que Marino haya anunciado que se quitaba los fueros, una acción que en los hechos no importa mucho porque la justicia puede investigar a un legislador y los fueros sólo sirven para evitar su detención.
“Fue un grito para la tribuna del senador, que algo preveía, porque unos días antes de la denuncia renunció a su candidatura a gobernador de La Pampa y apagó los teléfonos”, aseguró LPO, que recuerda que “su mayor poder es ser presidente de la bicameral de control de organismos de inteligencia, un cargo que sólo tienen los amigos de los principales agentes del edificio de 25 de mayo, algunos cercanos a su padrino Enrique ‘Coti’ Nosiglia. Rara vez la reúne y cuando lo hizo este año fue para duplicar los salarios de los asesores”.

“No puede ser un calvario”
La denuncia contra el senador bonaerense Jorge “Loco” Romero y, en nuestra provincia, lo que se sucedió con el ex funcionario Nicolás Roó, generó gran ruido interno dentro de la agrupación La Cámpora y por eso su mayor referente, Máximo Kirchner, salió a condenar públicamente los casos de abusos sexuales denunciados por mujeres que militan en esa agrupación política.
“Quiero ser claro: no puede ser un calvario para las compañeras militar en una agrupación política. Deben tener todos los resguardos necesarios”, dijo Kirchner en un acto realizado en La Plata y aseguró que la agrupación se pondrá al frente del tema.
Fue la primera aparición del líder de La Cámpora luego de que una ex militante de la agrupación denunciara al senador provincial, Jorge “El Loco” Romero -jefe de la agrupación en la provincia de Buenos Aires- por un abuso ocurrido una noche de enero de 2017.
En La Pampa, la agrupación kirchnerista se vio conmocionada el lunes por la mañana cuando se conoció la denuncia contra Nicolás Roó por violación y abusos realizada en Facebook por una ex pareja del joven. Horas después el gobernador Carlos Verna dispuso cesantearlo de su cargo como director general de Casas de Juventud de la provincia.
Además, La Cámpora La Pampa lo desvinculó de la agrupación “como responsable de violación y diferentes hechos de violencia hacia nuestra compañera Otilia Pescara”.
Máximo Kirchner, en tanto, cerró el acto fundacional del Ateneo Néstor Kirchner, un armado de la diputada Florencia Saintout que sirvió como virtual lanzamiento de su campaña para intendenta de La Plata. Pero la mención al escándalo de los abusos fue la sorpresa, según consignó www.lapoliticaonline.com. “Que los que mercantilizaron a la mujer no nos vengan a correr con la vaina de la moralina y la ética”, dijo el dirigente en referencia a los grandes medios de comunicación.
“No podemos mirar para otro lado. No podemos dejar que los medios intenten correr a las organizaciones políticas en demandas como las del colectivo de mujeres. Las organizaciones somos atacadas porque somos las únicas capaz de ponernos al frente”, agregó.