Inicio Castaldo, el vicedecano que fue electo intendente
Array

Castaldo, el vicedecano que fue electo intendente

VILLA MIRASOL: EL PERONISMO RECUPERO EL MUNICIPIO TRAS 16 AÑOS

El Frente Justicialista Pampeano desbancó al radicalismo de la intendencia de Villa Mirasol en las elecciones provinciales del último domingo. El electo intendente Ariel Castaldo se impuso por 46 votos ante Héctor Ramborger del Frente Cambiemos La Pampa (265 a 219). El 10 de diciembre sucederá a Emilio Soncini, quien conduce el gobierno municipal desde hace 16 años.
Castaldo, de 50 años, obtuvo su título de médico veterinario en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa con sede en General Pico. En la actualidad es vicedecano de esa unidad académica, cargo que asumió el 2 de diciembre de 2017. Además es docente desde hace 25 años en dos asignaturas: Introducción a la Producción Animal que imparte en segundo año y Economía Agraria en cuarto año.
Proviene de una familia cuyos integrantes militaron en el peronismo y ejercieron cargos públicos en esta localidad. Su padre Carlos fue intendente cuatro años desde 1983 cuando retornó la democracia. Su madre, María Cristina Civalero, fue jueza de Paz cuatro años desde 1987 y su bisabuelo, Angel Civalero, fue jefe comunal en la década del 50.

Candidatura.
Con estos antecedentes familiares su relación con la política era inevitable. Fue concejal entre 1999 y 2003 durante la gestión del ex intendente justicialista Héctor Rosso. Actualmente es congresal del PJ. Se define como «peronista, hincha de Boca Juniors y católico». En la última década y media se mantuvo en el llano porque «prioricé mi carrera y mi trabajo universitario», contó a LA ARENA.
El año pasado, en una reunión en la Unidad Básica «salió el tema de las candidaturas» para cargos locales, uno de los presentes le preguntó si estaba interesado en encabezar la lista y le aseguró que si aceptaba «nos unimos todos».
Primero pensó que hacía un año que había asumido como vicedecano pero después recordó que «desde 1999 me venían pidiendo que fuese candidato». Aceptó porque «tengo a mis dos hijos grandes». Juan Bautista estudia abogacía en Santa Rosa y Juan Francisco cursa el último año del secundario en la ciudad piquense. Su familia le dio el visto bueno. Y después le comunicó su decisión al decano de la Facultad, Abelardo Ferrán, ex ministro de la Producción de La Pampa.
«La entendió perfectamente aunque se puso mal porque no estaré más a su lado. Entre nosotros hay una amistad muy grande y mucha confianza y en tono de broma me decía ojalá pierdas así no te vas. En la Facultad están muy contentos que haya ganado», relató.

«Muy prudente».
Consultado sobre si palpitaba que el peronismo tenía chances de ganar, respondió que siempre fue «muy prudente» a tal punto que «llevamos adelante la campaña sin prometer ninguna obra. Hicimos hincapié en la lista integrada por vecinos nacidos y criados en Mirasol. Les decíamos a todos que queríamos encarar una gestión con honestidad y que íbamos a trabajar fuertemente con las instituciones que le dan vida al pueblo. En todos los hogares me recibieron fantástico».
«Era una partida difícil contra el poder de muchos años y tuvimos algún compañero ofendido que trabajó en contra, eso fue peor todavía. A Emilio (Soncini) le tengo mucho respeto y afecto, jamás hablé mal de él ni de la lista opositora», aseguró. «Seguramente he tenido unos cuantos votos radicales y de gente independiente», intuyó.
Siempre fue una persona mesurada en todos los aspectos. Cuando el actual vicegobernador Mariano Fernández, compañero de fórmula del ahora gobernador electo Sergio Ziliotto, estuvo de campaña en el pueblo «lo único que le pedí fue ayuda para el geriátrico porque hay problemas para mantenerlo y cuadras de asfalto. Fui prudente hasta para pedir».
Durante el período de transición del mando solicitará un informe de la situación financiera del municipio y cuando asuma trabajará firme para dar respuestas a las demandas receptadas en los hogares que visitó. Cuando se le pregunta si es un desafío para él continuar la trayectoria política de sus familiares, su respuesta fue «uno tiene vuelo propio y ojalá sea mejor que mis antecesores por el bien del pueblo».

«Relación estrecha» con la UNLPam
Castaldo mantiene una relación «sumamente estrecha» con la UNLPam y la aprovechará para acercar carreras a Villa Mirasol aunque sea de manera virtual. «Toda mi vida he ayudado a chicos para que puedan estudiar y ahora estando en la municipalidad va a hacer prioridad número uno que los jóvenes sigan un carrera universitaria porque un pueblo sin educación no tiene futuro», afirmó.
Mencionó otras de sus prioridades a partir del 10 de diciembre. «En las localidades chicas hay un vacío importante de actividades para las personas de 18-20 años y adultas. Vamos a trabajar fuertemente con el club en apoyar el fútbol que este año por razones presupuestarias no entra en la liga deportiva como así también sumaremos otras disciplinas. El hospital tiene un médico estable pero siempre hace guardias en Pico o Santa Rosa, nos vamos a ocupar de ese asunto también para que esté más tiempo en el pueblo. Y queremos que no solo el municipio sea generador de trabajo, por eso vamos a apoyar emprendimientos que puedan aportar mano de obra e incentivar a los vecinos a especializarse en algún oficio y desde la comuna contribuir a su formación», dijo.
El Frejupa también ganó el Concejo Deliberante por 40 votos. Sus dos representantes serán José Schappert y Moira Maceiro. El concejal restante será de Cambiemos (que además retuvo el Juzgado de Paz).