Inicio La Pampa "Castex Verde": solicitan duras condenas para imputados

«Castex Verde»: solicitan duras condenas para imputados

Severas penas solicitó el fiscal Leonel Gómez Barbella para los imputados en el caso conocido como «Castex Verde», y el pedido de mayor condena es para Leandro Darío Gaiottini, sindicado como líder de una banda que supuestamente se dedicaba a distribuir y comercializar estupefacientes en nuestra provincia.
No obstante los demás acusados -que comparecieron en el juicio oral y público que se viene desarrollando por parte del Tribunal Oral Federal en la sede del Colegio de Abogados-, también podrían recibir importantes condenas. El fiscal pidió 9 años de cárcel para Flavio Rubén Elisei, y 8 años para Héctor Omar Kenig, Angel Maximiliano Báez y Mónica Yanina Beatriz Tarditti.
Después de nuevos testimonios -una gran cantidad de policías que participaron de los operativos que concluyeron con los acusados sentados ante los jueces fueron testigos-, el fiscal Leonel Gómez Barbella formuló la acusación.

A partir de escuchas y msn.
Ayer, integrantes de la División Toxicomanía contaron de qué forma se hizo el seguimiento a los cinco involucrados. El cabo primero Gustavo Damián Herrera señaló que él realizaba las escuchas (o lectura en algunos casos), y pudo constatar que a través de mensajes de textos Gaiottini utilizaba un lenguaje más o menos en clave para dirigirse a Angel Maximiliano Báez y decirle que tenía en su poder cocaína, que el «cigarro» (dosis de marihuana) costaba 18 pesos y que le consiguiera clientes.

La mujer haría inteligencia.
Por su parte el sargento Claudio Frank contó por su parte que le tocaba hacer tareas de vigilancia, y que en ese sentido en algunas oportunidades pudo advertir -desde un vehículo instalado en cercanías de la estación de servicios cercana al aeropuerto de Santa Rosa- que un Toyota Etios color azul conducido por Mónica Yanina Beatriz Tarditti, llegaba a la ciudad desde el Norte (presumiblemente desde Eduardo Castex) y a posteriori lo hacía un Vento que manejaba Gaiottini. Esto es que la mujer realizaba tareas de inteligencia para advertir a su compañero si había personal policial a la entrada de Santa Rosa.

La «Banda del Gallo».
Los imputados -según se estableció en una investigación que se inició a partir de escuchas telefónicas a mediados de 2018-, integraban lo que se denominó en el ambiente como la «Banda del Gallo» (así le dicen a Gaiottini), y fueron objeto de seguimientos telefónicos y vigilancia por la División Toxicomanía de la Policía Provincial, hasta que después de un amplio procedimiento fueron detenidos la noche del 9 de junio del año anterior.

«Castex Verde».
El procedimiento fue denominado como «Castex Verde», el mayor decomiso de drogas en la localidad de Eduardo Castex. En esa oportunidad el personal de la Coordinación Operativa de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía de La Pampa, secuestró 11,300 kilogramos de marihuana y 78 gramos de cocaína, 84 mil pesos, 1.700 dólares, 360 euros, tres armas de fuego y un automóvil Toyota Etios.
Los allanamientos se realizaron en Eduardo Castex, y en un departamento de la calle Argentino Valle -que utilizaba Gaiottini-, en Santa Rosa. En esta oportunidad se secuestró un bolso marca Adidas, que contenía estupefacientes.

«Traían la droga de Luján».
Ayer el fiscal consideró probado que las pruebas reunidas por la Policía eran suficientes para solicitar severas penas. Sostuvo que Leandro Darío Gaiottino junto con Flavio Rubén Elisei traían la droga desde provincia de Buenos Aires, que luego se fraccionaba en la vivienda de Héctor Omar Kenig, y que después se la llevaban a distintos vendedores, entre ellos Angel Omar Báez quien la comercializaba en Santa Rosa.

Ampliaron indagatoria.
En la audiencia de ayer pidieron Tarditti, Elisei y Kenig pidieron ampliar su indagatoria ante los jueces. La mujer expresó que era inocente, Kenig señaló que «por una vez, por una necesidad económica» quería probar tener la droga en su casa por algunos pesos (indicó que por eso le iban a dar 2.000 pesos). Por su parte Elisei sostuvo que si bien en una oportunidad acompañó a Gaiottino a Luján, lo había hecho en el convencimiento que irían a buscar ropa -que efectivamente habrían traído- para comercializar, y que ignoraba que en el auto se había cargado estupefacientes.
Cabe señalar que Gaiottini, en la etapa de instrucción, había declarado de tal forma de tratar de desvincular a los otros imputados de la causa.

Hoy, los defensores.
Ayer, luego de esas exposiciones, fue evidente que el fiscal no las tuvo en cuenta, y alegó refiriendo a la culpabilidad de los actores involucrados.
Hoy será el turno de los abogados defensores (Guillermo Barreto, Laura Armagno, Juan De La Vega y Gastón Gómez), que tratarán de convencer a los jueces de la inocencia de los imputados, o al menos conseguir que se les aplique una pena menor a la solicitada por Fiscalía.