Caudal mínimo para el Atuel

LA MEDIDA SERA HASTA EL 22 DE NOVIEMBRE

El titular de la Subdelegación de Aguas del Río Atuel, Mario Barbieri, confirmó que la erogación de agua en el río Atuel continuará siendo mínima por lo menos hasta el 22 de noviembre, lo que implica que en este fin de semana largo por el Día de la Soberanía, los prestadores turísticos de Valle Grande no podrán ofrecer las habituales actividades que se practican en ese curso, como por ejemplo el rafting.
Barbieri, en declaraciones a Diario San Rafael, recordó que “la situación a la que nos enfrentamos esta temporada es muy crítica, los embalses Valle Grande y El Nihuil están al 39% en sumatoria. Además, este año fue el más tardío en cuanto a inicio de temporada de riego, ya que arrancamos el 28 de agosto, cuando teníamos una acumulación del 73% en los embalses, por las escasas nevadas en alta montaña y que la retroalimentación de los embalses no fue suficiente. De 10 años continuos de crisis hídrica, este último es el más crítico”.
En ese contexto, el subdelegado de Irrigación informó que “el último pronóstico de escurrimiento nos arroja que contaremos con 690 hectómetros cúbicos para el escurrimiento, cuando en un año medio el valor normal es 1.110 hectómetros cúbicos. Es decir, que estamos por debajo del 65% de la cifra indicada”.

Sin agua.
Barbieri introdujo los mencionados datos técnicos para justificar por qué en este fin de semana largo los prestadores del Atuel no cuentan con la suficiente agua en el río.
“El último fin de semana se registraron importantes precipitaciones que, en algunos casos, superaron los 40 milímetros e incluso duplicaron esa cifra en algunos sectores de la cuenca. Ante esa situación, las inspecciones de cauce no requieren agua para regadío y por eso desde el martes a las 4 am se pasó a tener un caudal de 6 metros cúbicos por segundo en el caudal del río, suficiente para algunas zonas del Atuel Superior (Las Malvinas y La Correína, donde no fue tan contundente la lluvia)”.
El funcionario defendió la medida y aseguró que es indispensable generar ahorro para la crítica época que se avecina. “El agua que ahorremos, la tendremos para el final de la temporada”, sostuvo. Barbieri explicó que “de aquí al fin de semana se incrementará la erogación para zonas cultivadas con verdura, pero vamos a llegar a los 9 metros cúbicos”. “El 22 de noviembre vamos a reestablecer en 25/27 metros cúbicos segundo, cuando haya nuevos requerimientos para riego”, concluyó.