Inicio La Pampa "Causan rechazo las campañas ostentosas"

«Causan rechazo las campañas ostentosas»

CIERRE DE BALLEJOS

«La sociedad ya no tolera la imposición, el acoso y la ostentación del merchandising festivo y costosísimo de las campañas», afirman las candidatas que encabezan la lista de Militancia 44, de cara a las elecciones internas del justicialismo del próximo domingo.
Fabiana Ballejos y Carolina Gambuli, al cerrar su campaña dicen que «es hora de convocar sectores postergados, organizaciones ignoradas y profesionales excluidos. Es hora de contagiar a los ciudadanos de todas las edades a acercarse al nuevo tiempo político».

Gastos, del propio bolsillo.
De esa forma las postulantes del espacio que encabezan ambas -más allá que se insiste en que hay una responsabilidad compartida y horizontal en el espacio- se diferenciaron de la parafernalia que ostentan otros candidatos del PJ, que han invertido enormes sumas en cartelería, afiches y distintos actos durante los dos últimos meses. Como se ha dicho, en Militancia 44 todos los gastos fueron afrontados con los bolsillos de los propios miembros, y con una tarea artesanal para difundir a través de pasacalles o pintadas en algunos tapiales.
Dicen Ballejos y Gambuli que «las dificultades económicas que se afrontan en cada hogar, sumado a las heridas de una ciudad en estado de abandono; causan en la gente un enorme rechazo» por las prácticas de otros candidatos. No obstante indican que «es hora de sumar voluntades, ideas innovadoras, propuestas superadoras».

Tiempo bisagra.
Razonan que «el ciudadano común, tiene a nuestro entender la imperiosa necesidad de que la sociedad en su conjunto empiece a considerar muy seriamente y sin demoras la necesidad de avanzar; pues evolucionar en todos los aspectos, es estar dentro del mundo. Somos conscientes de que este tiempo bisagra en la política, exige posturas y miradas de más altura. Asumir el compromiso de presentar una lista alternativa a lo de siempre, es tomar la responsabilidad de transmitir a los habitantes de una ciudad la posibilidad de renovar».

Un gran giro.
Analizan que «es una etapa de crisis profunda en todos los sentidos, el descreimiento de las personas respecto a los espacios políticos es inmenso; y por eso es menester un gran giro que nos lleve rápidamente a realzar los valores humanos, a la ética y al respeto. Dejar atrás añejas metodologías es comenzar a crecer».
No dejan de señalar que «el pasado nos ha lastimado gravemente con funcionarios muy lejanos a la gente; de humildad, esmero y promesa ocasional. No somos parte de lo mismo, afrontamos esta contienda electoral, pensando en mostrar que no es tarde para concretar el gran sueño de una ciudad mejor. Una nueva Santa Rosa no es sólo una frase de campaña. Fue, es y será la sana oportunidad de entregar lo mejor de nosotras y de nuestro equipo. Un mensaje claro, respetuoso y sencillo, es la manera más transparente de cerrar nuestra campaña», dijeron, a la vez que finalizaron agradeciendo y esperando «que lo bueno llegue, y que sea pronto».