Celebran 125 años

ESCUELA 1 DE SANTA ROSA

La comunidad educativa de la Escuela primaria 1 “Domingo Faustino Sarmiento” de la capital provincial puso en marcha los preparativos para celebrar los 125 años de la institución, a los que arribará oficialmente hoy. Diversas actividades buscarán integrar a las distintas promociones que el establecimiento vio egresar a la largo de su historia con el fin reconstruir la historia de vida de la institución asegura es la primera escuela de Santa Rosa.
El camino hacia la gran fiesta estará rodeado de varias sorpresas que buscan invitar a todos los estudiantes, docentes y ex alumnos para que sean partícipes de los festejos. Talleres, encuentros, murales y certámenes literarios, serán parte de la agenda que coronará los 125 años de vida del primer colegio de la ciudad.
Lorena Cisneros, secretaria administrativa de la institución, se mostró emocionada con los preparativos y destalló que “que la idea de estas actividades es buscar reconstruir parte de la gran historia que tiene la institución”, que “indiscutiblemente forma parte de la identidad de la ciudad”.

“Mi relato”.
La convocatoria “Mi relato” es una de las diversas actividades que la comunidad educativa impulsa de cara a la celebración. El propósito de este certamen literario es que los participantes puedan expresar sus vivencias escolares a través de una poesía o un breve cuento, donde estén implícitos los sentimientos de pertenencia y valores, que forman parte de la identidad de la institución.
“El único requisito es que la persona haya transitado por las aulas del colegio, estudiantes, docentes, no docentes y directivos”, explicó Cisneros, quien agregó que los escritos “serán exhibidos en el mural de la escuela” y “presentados para los festejos del Día del Maestro”, el próximo 11 de septiembre.
La secretaria administrativa explicó que cada persona puede presentar dos obras, las cuales no pueden extenderse más de una carilla y que el tiempo límite de entrega de los escritos es el 30 de agosto.
El certamen viene acompañado de una serie de talleres que estimulan a los más chicos a incursionar en el mundo de la escritura. La escuela propuso dentro de sus aulas espacios para que los alumnos puedan practicar, y profundizar las diferentes herramientas que cuenta la narración literaria.