Cesán: “Aún no estamos desbordados”

EL HOSPITAL DE EDUARDO CASTEX, CON LOS MISMOS CASOS DE BRONQUIOLITIS QUE EN 2017

La directora del Hospital “Pablo F. Lacoste” de Eduardo Castex, Verónica Cesán, aseguró que en esta localidad “aún no estamos desbordados” por los casos de bronquiolitis, e informó que la conformación del Comité de Crisis en La Pampa permite que los Hospitales de Nivel 4 puedan internar a los niños que ya atravesaron “el período crítico” en los hospitales de Santa Rosa y General Pico, que son los de mayor complejidad en La Pampa.
“Tenemos la misma cantidad de casos de otros años y no estamos desbordados. El armado de un Comité de Crisis permite que los hospitales de Nivel 4 comencemos a recibir pacientes de otras localidades, y quizás en algún momento recibimos niños de Santa Rosa o General Pico”, relató Cesán a esta corresponsalía.
“A los hospitales del interior trasladarán casos que requieran internación, pero que ya hayan atravesado la etapa crítica. La internación consiste primordialmente en aportar oxígeno, y algunos niños responden más rápido que otros”, explicó.
La entrevistada indicó que aún no se recepcionaron en el centro asistencial de Eduardo Castex los niños afectados por esta enfermedad respiratoria, porque la situación de desborde se produjo en Santa Rosa. “Seguramente se derivarán niños inicialmente a hospitales de referencia como Toay o Catriló o General Acha. Nosotros somos una de las últimas opciones, después incluso de General Pico”, dijo la profesional.

Mamógrafo móvil.
La directora del establecimiento asistencial público de Castex mantuvo una reunión con personal del área de Atención Primaria de la Salud (APS) para coordinar el arribo, el próximo mes, del mamógrafo móvil para realizar estudios a las vecinas castenses comprendidas entre los 50 y 70 años de edad.
El bioquímico Sergio Tribolo destacó que en Eduardo Castex “la forma de trabajo que nos dio mucho resultado es con listados y yendo a buscar a la gente a su casa o convocando por teléfono, para lo cual tenemos que tener una interacción entre la gente del hospital local y el personal del móvil mamográfico”.
El entrevistado indicó que desde la cartera sanitaria pampeana “la meta que tenemos con este programa del móvil mamográfico es lograr en dos años tener el 70 por ciento de las mujeres de La Pampa, que tienen entre 50 y 70 años de edad, testeadas con mamografías”.
“Vamos muy bien porque los equipos locales responden muy bien, y vamos entendiendo esto de tener una población a cargo, entonces el hospital se preocupa por su gente y logramos tener una población más sana”, aseguró.
Tribolo explicó que esta franja etaria establecida para realizar los estudios mamarios “es donde mayor cantidad de cáncer de mamas se encuentran”, porque “por debajo de los 50 y por encima de los 70 años se reduce la cantidad de casos”.