Inicio La Pampa Ciclista pampeano ya está en Cafayate

Ciclista pampeano ya está en Cafayate

BRIAN ALANIS SIGUE PEDALEANDO HACIA SU DESTINO: ALASKA

«Estoy llegando a Cafayate, en Salta, y todo va más o menos como lo tenía planificado», sostuvo comunicándose desde tierras norteñas Brian Alanís (23), el joven que transita el país en bicicleta, y que espera ir pasando fronteras hasta llegar a Alaska.
Ya en otras oportunidades nos hemos ocupado de esta suerte de personajes que hacen larguísimos recorridos -en vehículos, motos, bicicletas, y aún a pie- para llegar a a determinados destinos montados en una hermosa aventura.
El pibe que estudia Ciencias Económicas -carrera que por ahora se verá postergada-, y que partió hacia el país del norte el 21 de junio pasado, ya ha recorrido cientos de kilómetros y la semana próxima piensa cruzar la frontera hacia Bolivia pedaleando y pedaleando.
Como quedó dicho Brian dejó el estudio por un tiempo, también su trabajo estable en un supermercado de Santa Rosa, y en bicicleta busca repetir una larga travesía, otra vez hacia remotos lugares del continente.

El trayecto recorrido.
Cabe recordar que hace un par de años también realizó un larguísimo itinerario pero esa vez hacia Ushuaia, obviamente siguiendo el sueño de recorrer el país montado en una bicicleta. En esa oportunidad partió desde General Pico, pasó pro Río Colorado en Río Negro; después por Las Grutas por ruta 3 hasta arribar a Río Gallegos; pasó a Chile y llegó a Tierra del Fuego.
Ayer nos dijo: «Hace un par de días pasé por Belén de donde les mando esta foto; estoy en Santa María en Catamarca, y mañana o pasado estaré llegando a Cafayate. Esto es todo hermoso y me quedaré dos o tres días por aquí antes de seguir», precisó.
Después de partir desde General Pico viajó rumbo a San Luis, pasó por Villa Mercedes y Merlo, hice Altas Cumbres para Mina Clavero, Villa Carlos Paz y Córdoba, donde se quedó una semana porque tiene un hermano allí. Luego fue hacia Capilla del Monte y Villa Soto… «y ya agarré para el lado de La Rioja, haciendo Patquia y Chilecito en una ruta muy hermosa, con los cerros colorados y un paisaje fantástico. Ahí me uní con otro ciclista y tomamos la ruta 40 hasta Belén…», amplió.

«¡No puedo quejarme!»
«¿Cómo me mantengo? Vendo postales, algunas artesanías, y la verdad es que la gente se copa con nosotros y nos fue bastante bien… estuvimos en una feria donde nos dejaron colocar el mantel y vender lo nuestro, y hasta nos dieron de comer… no nos podemos quejar», explica.
Después Brian dice que no tuvo demasiadas dificultades, «salvo varios pinchazos en rutas de Córdoba, pero en general la bici bien, aunque le tuve que cambiar la corona porque patinaba la cadena… pero ya estoy otra vez bien. Les cuento que cuando estaba por salir de Chilecito nos agarró el famoso viento Zonda: es una tormenta de arena que hace subir la temperatura y nos complicaba para pedalear porque me hacía doler la cabeza… pero son las cosas que uno sabe que tiene que ir soportando. Pero ¡de qué me voy a quejar¡ Estoy haciendo lo que quiero y me propuse, y me siento una persona totalmente libre… Y por supuesto voy a llegar a Alaska… ya tendrán más noticias mías», dijo en el final.