Cinco amigas en búsqueda de sonrisas

DIA DE LA NIÑEZ: MUJERES DISFRAZADAS RECORRIERON BARRIOS POR TERCERA VEZ

Por tercer año consecutivo, un grupo de amigas de Santa Rosa decidió realizar una tarea para agasajar a los niños en su día. El domingo por la tarde, con Lorena Antúnez a la cabeza, las mujeres salieron a repartir caramelos y otras golosinas, con los disfraces que las caracterizan cada año.
Esta vez, los personajes elegidos fueron el Guasón, Spiderman en sus dos versiones (el más reconocido de colores rojo y azul y el negro en su versión femenina) y un payaso. Decenas de niños recibieron de sus manos golosinas que fueron donadas por los motoqueros solidarios de La Pampa.
Los dulces regalos llegaron a los barrios Almafuerte, El Molino, Los Hornos y Colonia Escalante -Congreso y Luther King-. Las amigas, cinco en total, también pasaron por un sector que está detrás de la Casa de Gobierno donde las mamás de los niños les cantaron una canción para darles las gracias. “Nos emocionamos un montón”, dijo Antúnez.
Más tarde llegaron al Parque Oliver, ubicado en Mansilla y Rivadavia, donde los chicos y chicas las recibieron con gran alegría y emoción. “Esta vez repartimos caramelos, porque tenemos ganas de ir el fin de semana que viene a Cachirulo. Juntamos algunos juguetes y los vamos a llevar allá”, anticipó Lorena.
Los juguetes que serán llevados a los niños de Cachirulo fueron donados por compañeros de trabajo de Antúnez, que les agradeció enormemente. También a Juanjo Stickar que fue quien brindó su camioneta y conducción para trasladar a estas cinco amigas y mamás solidarias por los diferentes barrios.
“También agradecemos a La Casa del Disfraz que nos re ayudó con los trajes, y a toda la gente que se interesa en este proyecto. A Lali que nos sacó las fotos, Liliana Zaldarriaga, Laura García, y a Pato de Necochea que también se sumó a esta movida”.

Otro año más.
Esta no es la primera vez que las mujeres se organizan para hacer felices a los más chiquitos en su día. Es el tercer año consecutivo que lo hacen. El año pasado llevaron juguetes, más ropa y calzado, al sector de Pediatría del hospital Lucio Molas. Y al día siguiente fueron a los barrios Almafuerte, El Molino -que se encontraban sumamente afectados por las inundaciones en la ciudad- y Los Hornos además de la capilla ubicada en Chile y Pestalozzi.
Las cinco amigas no tienen intereses políticos ni pertenecen a ninguna religión en particular, sólo las une las ganas de ayudar.