viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa Clausuran El Molino

Clausuran El Molino

Una parte del edificio del ex Molino Werner abrió sus puertas nuevamente el 22 de abril, en el marco de los festejos por los 127 años Santa Rosa, y fue clausurado ayer por deficiencias advertidas por la Dirección General de Relaciones Laborales de Provincia. Desde la comuna afirmaron que la medida es «electoralista», por las elecciones del 19 de mayo.
La Policía de Trabajo, por pedido del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem), inspeccionó y clausuró el Complejo Cultural «El Molino» por las condiciones de insalubridad para los trabajadores. El Centro Cultural, donde se ofrecen talleres culturales gratuitos, fue inaugurado como una gran obra de la gestión de Leandro Altolaguirre.
Omar Rojas, secretario general del sindicato, dijo que «no estaban las garantías en las condiciones laborales» pero «los trabajadores vinieron igual. Hay sectores como el de Cerámica donde la gente está encerrada y sin ventilación, cuando trabajan con materiales tóxicos».

Organigrama y concursos.
Afirmó que el reclamo por la falta de seguridad para trabajar en el lugar fue advertido antes del traslado de los talleres del Centro Municipal de Cultura (CMC). «Venimos reclamando y hace 20 días iniciamos una medida de fuerza para pedir una solución a los problemas que hay» en Cultura, agregó.
Rojas comentó que «el conflicto tiene su origen en la aprobación de un organigrama y los concursos por categorías, y el reclamo por las condiciones laborales viene de hace un año» pero el secretario Gabriel Gregoire «se ríe de los trabajadores».

«Que se haga cargo».
Aclaró que «esto no tiene nada que ver con una instancia electoral porque yo no soy candidato a nada» y Gregoire «es el responsable político y se tiene que hacer cargo». También manifestó que el secretario «maltrató» a los representantes del Soem y de la Subsecretaría de Trabajo.
«Nosotros ya habíamos solicitado que hubiera otra instancia y hoy se acercaron al lugar. Al hacer la inspección, no se solucionaron los problemas que había y debido a la falta de seguridad e higiene, manifestamos que no se puede trabajar en este lugar», amplió.
En el edificio del ex Molino Werner se impulsó el funcionamiento de talleres culturales y una escuela de cerámica. Ahora, después de la inauguración los trabajadores denunciaron por ejemplo, que encontraron excremento de roedores en su material de trabajo en varias oportunidades.

«Arreglo provisorio».
Para intentar desviar la responsabilidad, el secretario Gregoire dijo que se clausuró el lugar porque «hay una jabalina a tierra que habría que medir, en la sala de hornos y no está en condiciones la parte de electricidad, aunque tenemos un informe de Seguridad e Higiene y de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo que nos da hasta el 31 de julio para ponerla en condiciones. Sabemos que el arreglo es provisorio». El otro tema es que hay un extintor tapado por sillas apiladas y un cartel de salida que también está tapado.
Por otro lado, advirtió que «son cuestiones muy menores» y que «si se midiera con la misma rigurosidad otros organismos públicos como la misma Subsecretaría de Trabajo, donde trabaja Pedehontaá, o la Casa de Gobierno o las escuelas deberían estar clausurados».

«Proceso electoral».
Calificó como «novedosa» la presencia de representantes del gremio Soem. «El inspector estaba rodeado por el Soem, eso es raro. Pero estamos en un proceso electoral y estas cosas pueden suceder», disparó abriendo un nuevo frente de conflicto con el gremio municipal.
«Pero nosotros apostamos a que las grandes obras que están en la ciudad, se terminen porque es para beneficio de todos. Ojalá Montenegro estuviera funcionado y el Megaestadio estuviera techado. Ojalá estuvieran todas las condiciones del Molino trabajando, aunque nos lo clausuren por un rato, ojalá todas las obras de la ciudad se concluyan, porque es para el bienestar de los vecinos», cerró Gregoire.