Inicio La Pampa Clausuraron parte del predio de Autobuses Santa Fe

Clausuraron parte del predio de Autobuses Santa Fe

La Dirección de Relaciones Laborales del gobierno provincial clausuró el sector de expendio de combustibles de la base operativa de la empresa Autobuses Santa Fe por no cumplir con las condiciones de seguridad e higiene. Hasta tanto se subsane el problema, la empresa no podrá cargar combustible en el lugar. En otros puntos, le concedió 10 a 15 días para que ponga las instalaciones acorde a la legislación.
Una inspección de la Dirección Provincial de Relaciones Laborales realizada el jueves a primera hora de la tarde, detectó varias y graves irregularidades en las instalaciones que Autobuses posee al norte de la ciudad, donde se encuentra su base operativa.
La visita detectó irregularidades graves, que representaban un riesgo directo para los empleados o terceros, y otros problemas graves pero que ameritaban a conceder a la empresa un plazo perentorio para arreglar esos problemas.
«Lo que encontraron nuestros profesionales de Seguridad e Higiene fue un surtidor en mal estado de conservación con el tablero digital roto y los cables hacia fuera, y las rejillas de los surtidores tapadas y llenas de aceite», detalló un responsable del área gubernamental.
Otra grave irregularidad fue un tablero de electricidad en mal estado, y una canaleta que derivaba hacia la calle el agua contaminada por aceite e hidrocarburos que quedaba del lavado de colectivos y motores. «Estos afluentes iban directamente a la vereda, sin tratamiento alguno, y tampoco había alambrado perimetral en ese lugar», acotó.
Otra irregularidad detectada fueron barriles de aceite sin las bateas de contención obligatorias.

Plan de readecuación.
La legislación dispone en estos casos que la empresa debe presentar, a través de sus representantes de Seguridad e Higiene, un plan de readecuación para subsanar cada uno de los problemas detectados en la inspección. En el caso de aquellos lugares donde solo se levantó una infracción, dispone de 10 a 15 días para acomodar el lugar acorde a las obligaciones; en los lugares clausurados, tendrá que elaborar un plan de trabajo, acometer la obra y una vez terminada, convocar a Relaciones Laborales para realizar una nueva inspección. Si los especialistas encuentran todo en condiciones y dan la autorización, la empresa podrá volver a utilizar ese sector de la planta.
«Hay algunas cuestiones que no pueden esperar», reiteró el funcionario consultado. «El lugar está clausurado y de momento no pueden meter los colectivos en ese lugar», especificó. «Mientras dure la clausura, tendrán que buscar otro lugar para cargar combustible».
Por lo pronto, la inspección y la clausura no fueron óbice para que la empresa prestara durante la jornada de ayer el servicio con normalidad.