Inicio La Pampa "Clonadores" tras las rejas

«Clonadores» tras las rejas

La Justicia santarroseña, a través de la Fiscalía de Delitos Económicos, acusó formalmente ayer a dos ciudadanos brasileños a quienes se les imputa por formar parte de una banda delictiva que falsificaba y clonaba tarjetas de débito. De esa manera, el fiscal general Maximiliano Paulucci y la fiscal adjunta Micaela Sucurro, los acusaron de «Asociación ilícita y defraudación con tarjeta de débito falsificada como delito continuado». A partir de la acusación el juez Carlos Chapalcaz ordenó la prisión preventiva hasta el fin del proceso, y ambos quedaron detenidos hasta el próximo 5 de marzo. Estas dos detenciones se suman a la de otros tres ciudadanos de Brasil, que fueron aprehendidos en Villa Mercedes (San Luis) a mitad de noviembre. La banda está acusada de actuar en Santa Rosa, adonde estafaron a al menos siete personas y se hicieron con la suma de $75 mil, empleando la modalidad conocida como «Skimming».
LA ARENA dio a conocer en su edición del pasado viernes 21 la novedad sobre la detención de estas dos personas. El pedido de detención había sido solicitado por el fiscal general, Guillermo Sancho. Una alta fuente judicial confió a este diario que fueron policías de Ezeiza quienes lograron la aprehensión de los brasileños minutos antes de que emprendieran vuelo con destino a San Pablo. De ahí en más sólo quedaba aguardar que una comitiva los trasladara hacia la capital pampeana, sitio al que arribaron a mitad de esta semana y en donde se los acusó por los delitos mencionados anteriormente.

Organización.
A través de la audiencia de formalización los dos hombres detenidos el miércoles 19 en horas de la noche, fueron imputados de formar parte de una banda delictiva que falsificaba tarjetas de débito a partir de la colocación de un dispositivo electrónico en cajeros automáticos pertenecientes a distintas entidades bancarias de Santa Rosa. Esta maniobra, conocida en el medio como «Skimming», les permitió capturar datos de las bandas magnéticas de las tarjetas que se ingresaban. Con un dispositivo que filmaba, lograron registrar y obtener los códigos de acceso a los efectos de acceder a las respectivas cuentas. Luego de clonar las tarjetas, extrajeron dinero entre el 17 y el 22 de octubre de este año.
Cuando los casos comenzaron a viralizarse, los autores desaparecieron de Santa Rosa. Sin embargo, días más tarde, efectivos de la Policía de San Luis los detuvieron en Villa Mercedes. A través de un amplio despliegue los uniformados llegaron hasta un hotel donde no sólo aprehendieron a los sospechosos, sino que secuestraron elementos vitales para la investigación.
Cuando los tres brasileños fueron traídos a Santa Rosa, a mediados del mes de noviembre, el fiscal Guillermo Sancho los acusó formalmente y un juez dispuso su detención hasta marzo. En su momento, una fuente consultada aseguró que al menos dos de los acusados «coincidían con las imágenes que la justicia tenía de las cámaras de los cajeros».
En cuanto a los otros dos brasileños, se pudo saber que se los implicó en la organización ya que «habían alquilado un auto en Buenos Aires hace unos seis meses. Se cree -la justicia- que entre ellos utilizaban el vehículo para moverse hacia los destinos donde cometían las estafas». También trascendió que esperaban, en los próximos días, detener a otro hombre más.

En Palermo.
A mitad del mes de mayo pasado, otros cuatro ciudadanos de Brasil fueron detenidos por delinquir bajo el mismo modo. En su momento la División Fraudes Bancarios de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires recibió una denuncia del banco ICBC, ya que sus técnicos observaban actividades irregulares en los cajeros automáticos ubicados en la avenida Córdoba al 4700, en el barrio de Palermo Soho. Los agentes observaron cómo dos hombres colocaban un dispositivo electrónico en un cajero y minutos más tarde se acercaron otras dos personas que comenzaron a calibrar el aparato. Tras su detención, el Juzgado Nacional Criminal y Correccional Nº 58, a cargo de Rita Acosta, dispuso el traslado de los cuatro imputados a la dependencia de la Comuna 12.
Según los especialistas, algunas bandas no se dedican sólo a completar la estafa en el formato «Skimming» sino que también venden la información que obtienen a otras bandas que los usan para realizar compras por internet y otros tipos de estafas.