¿Cobró entrada y no devolvió el dinero?

CLAUSURARON JINETEADA EN SANTA ROSA

La Municipalidad de Santa Rosa clausuró el domingo un evento de jineteada que tuvo lugar en la zona de quintas cercanas a esta ciudad. En principio la clausura se debió a la falta de autorización por parte de un ente competente, puesto que en ese lugar se cobraba una entrada. Pero las autoridades se enteraron del suceso a través de una ex pareja del organizador -según aseguraron a este diario- que dio aviso a la comuna sobre la existencia del evento.
La agradable jornada dominguera, con temperaturas que rozaron los 28º, permitió que se desarrollen varios eventos al aire libre en Santa Rosa. El día se prestaba para estar afuera -pese al humo y las cenizas provenientes de incendios cercanos- disfrutar de un buen asado y porqué no presenciar (para quienes son habitúes) una buena jineteada.
Por eso varias personas se acercaron hasta la chacra “La Zarigüeya”, situada al fondo de la avenida Pilcomayo, intersección con calle Maradona, al oeste del barrio San Cayetano. Allí estaban dispuestos tres palenques y un campo de doma que serían el escenario ideal para una jineteada en plena capital provincial. Sin embargo lo que iba a ser una fiesta gaucha -tradición de estas tierras- se vio opacada por el buen proceder de los funcionarios municipales.

Clausura.
LA ARENA pudo saber que hasta dicha chacra llegaron inspectores del área Comercio, dependiente de la División Registro y Actividades Económicas y a las 16 horas procedieron a desalojar el festival de doma -en compañía de la Policía de La Pampa- debido a que el propietario o encargado del lugar “no contaba con la correspondiente autorización”.
Todos los concurrentes se fueron retirando de a poco, y el responsable tuvo que firmar un Acta de Verificación Municipal donde quedó asentada la clausura del evento.
Según contaron a este diario, la intervención de la comuna generó descontento en quienes fueron a la doma ya que habían remunerado una entrada para poder ingresar; y al parecer nadie retribuyó el monto abonado.
También trascendió que las autoridades se enteraron del festival gracias a que la ex pareja de quien sería el encargado de organizarlo, se enojó porque éste sacaba rédito económico de un predio que en principio sería de los dos.