Comenzó la construcción de 10 viviendas en Quemú Quemú

EL MUNICIPIO EJECUTA EL PROGRAMA PROVINCIAL "MI CASA"

El municipio de Quemú comenzó hace algunas semanas, con la construcción de una decena de viviendas sociales, a través del programa provincial Mi Casa, que fuera lanzado para localidades de menos de diez mil habitantes.
La obra la lleva a cabo una empresa del pueblo, a través del sistema de construcción en seco y se prevé que las estructuras están terminadas a en el corto plazo. Del proceso licitatorio también había participado una firma de construcción a través de premoldeados y otra de construcción tradicional.
Alfredo Fernández, intendente de Quemú Quemú, dio cuenta que a principios de mes se iniciaron los trabajos de construcción de diez viviendas sociales en la localidad, a través del programa Mi Casa.
“Lo más fácil es hacer una llave en mano con una empresa que se encargue de todo, y esta firma las hace a través de sistema de construcción en seco. Arreglamos un monto pero luego se escapó el dólar, y arrancamos a principio de octubre. Se tiene plazo para terminarlas en marzo. Una parte la aporta el Gobierno Provincial y otra parte de los fondos, el municipio”, dijo.
Según dijo el jefe comunal, “para fin de mes tendrían que estar las diez casas en pie” y luego el mayor tiempo de la obra, lo ocuparían las instalaciones interiores, los revestimientos y demás detalles.

Sorteo de casas.
El municipio de Quemú construye las casas en terrenos municipales que en su momento fueran donados al IPAV. Sin embargo, ante la falta del plan de vivienda que llegaba de Nación, se pidió la restitución de las tierras, que tienen la ventaja de contar con los diferentes servicios.
Las diez casas que construye Quemú, servirán para dar respuesta a una parte de la demanda habitacional aunque no se cubrirá en su totalidad. Para la adjudicación de las viviendas se tomó en cuenta el listado de inscriptos en el IPAV y se hizo un sorteo entre 70 postulantes, del que diez vecinos resultaron beneficiados.

Proyecto propio.
Fernández contó que se trabaja además en la búsqueda de alternativas para darle respuesta al resto de las familias que necesitan del acceso a una vivienda, y que en esta tarea, se pretende trabajar en conjunto con las empresas locales para diagramar un sistema que facilite propio.
“Esa idea la vengo masticando desde el año pasado. Hemos visitado algunos municipios que lo pusieron en práctica y también nos juntamos con empresas locales de aberturas, de construcción, con la Cooperativa y con arquitectos para ver si entre todos podemos hacer algo para darle solución a la gente. Tal vez el vecino puede poner algo para arrancar, el municipio puede colaborar con el terreno, la Cooperativa con la obra de electricidad y que la fábrica de aluminio financie las aberturas para ver si entre todos podemos arrancar a hacer algo. Pero ahora se nos juntó la subida del dólar y la situación económica, que nos complica para poder hacerlo. Lo tenemos pensado y la idea es poder hacer algo aparte de la construcción de estas diez casas”, finalizó.