Inicio La Pampa Comercio: sube empleo en negro y media jornada

Comercio: sube empleo en negro y media jornada

AUMENTA LA PRECARIZACION LABORAL

«Notamos una importante caída en los últimos 3 años, con 543 puestos de trabajo menos», adviertieron desde el Centro de Empleados de Comercio; en tanto indicaro que también «se hace cada vez más notorio el número de empleados en negro, o declarados de media jornada», situación que naturalmente concluye «en la precarización de las condiciones de trabajo».
Rodrigo Genoni, consultado por este diario, dijo que se está ante un contexto preocupante, al punto que en el gremio «resulta notable el incremento de consultas por despidos, reducción de jornada o precarización laboral. Esta situación ha llevado a la necesidad de ampliar el equipo de trabajo de la Secretaría de Asuntos Laborales para poder dar respuesta a todas las consultas».

Asesoramiento a trabajadores.
El dirigente señaló que en este aspecto cuentan «con un equipo de especialistas en el tema, que asesoran y ayudan a los trabajadores en los cálculos de haberes e indemnizaciones, en el reclamo a empleadores, en la redacción de documentos legales y en presentaciones de demandas, entre otras tareas».
«Desde el Centro Empleados de Comercio de Santa Rosa -señaló Rodrigo Genoni-, nucleamos a todos los trabajadores que se desempeñan bajo el Convenio Colectivo de Trabajo 130/75 en el sur de la provincia de La Pampa, esto es de Winifreda hacia el sur. Sí hemos notado que en los últimos años se registró una notable caída en los puestos de trabajo».

Los números.
Puntualizó que en 2016 fueron despedidos 1.490 trabajadores, 832 mujeres y 658 hombres. Ese mismo año se recuperaron 1.287 puestos, con lo que finalmente los puestos perdidos resultaron 203.
Al año siguiente los despedidos llegaron a 1.639, de los cuales 850 fueron mujeres y 789 hombres. Se recuperaron 1.537 empleos, con lo que los puestos perdidos en 2017 fueron 102.
En 2018 los despidos fueron 1.787, 1020 correspondieron a mujeres y 767 hombres. Los puestos recuperados fueron 1.549 y los perdidos terminaron siendo 238.
Con esos guarismos se puede señalar que en esos tres años hubo un total de 4.916 despidos -2.702 mujeres y 2.214 hombres; que los puestos recuperados llegaron a 4.373 y los puestos perdidos en ese período fueron 543. Es decir que durante ese tiempo, más mujeres que hombres perdieron sus trabajos.

Más tarea a quienes se quedan.
Genoni analizó que lo que cambió es que «ese empleado que hoy despiden no genera una vacante a cubrir por otra persona, sino que la tarea se divide entre quienes quedan». Aseguró que «cada vez se hace más notorio el número de empleados ‘en negro’ o declarados como de media jornada. Esta situación lleva a la precarización de las condiciones del empleado, con menores ingresos, sin aportes jubilatorios ni obra social, desamparado ante un posible despido, entre otros aspectos».
El dirigente sindical no obstante quiso aclarar que «si bien la cantidad de despidos asciende a casi 5.000, este es un sector con la particularidad de presentar siempre una gran rotación. Se calcula que una persona permanece en un mismo puesto de trabajo 5 años en promedio y luego rota a otro puesto dentro del sector comercio; o va a otro sector o se convierte en dueño/a de su propio comercio».

Más de 500 puestos menos.
Manifestó que «si bien esta situación es la normal a lo largo de los años, lo que alerta es la comparativa entre el número de despidos y el número de puestos recuperados que determina la cantidad de puestos de trabajo perdidos. Analizando ese aspecto, notamos una importante caída en los últimos 3 años, con 543 puestos de trabajo menos. Ese empleado que hoy despiden no genera una vacante a cubrir por otra persona, sino que la tarea se divide entre quienes quedan».
A continuación consideró que «es importante destacar que estos puestos corresponden principalmente a comercios pequeños, que despiden de modo individual, de a un trabajador, y por ese motivo es importante visibilizar el número general para tomar real dimensión de la problemática».

Empleo no registrado.
Genoni no dejó de evidenciar «otra particularidad, como sucede en muchos sectores: es la del empleo no registrado. Cada vez se hace más notorio el número de empleados ‘en negro’ o declarados como de media jornada, lo que conduce a la precarización… En momentos de crisis económica como la actual, la necesidad de conservar la fuente de trabajo, que en muchos casos es la única del hogar, hace que el empleado acepte estas condiciones».
Analizó Genoni que «el sector comercio es el último eslabón de la cadena en crecer o decrecer, según se presente una recuperación económica o una crisis respectivamente. Hoy en comercio hay gran cantidad de despidos, lo que refleja que en los demás sectores generadores del consumo interno -industriales, textiles, construcción, etcétera- esa crisis se hace notar en niveles notables».