Comuna castense expropiará predio al frigorífico

PEQUEÑOS ANIMALES

El intendente local, Darío Balsa, envió una nota al Concejo Deliberante para que sus integrantes inicien el tratamiento de derogación de la ordenanza 40/2013 que estableció la cesión de un terreno para la Cooperativa Productores Unidos de Eduardo Castex Ltda, para poner en funcionamiento el Frigorífico de Pequeños Animales en esta localidad.
El Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) argumentó que los productores nucleados en el Distrito 8 de Federación Agraria Argentina (FAA) incumplieron los artículos 2 y 3 de la normativa municipal, sancionada el 11 de diciembre de 2013, porque tenían un plazo de dos años para poner en funcionamiento el emprendimiento productivo, y los dirigentes aún no lo pudieron poner en producción.
El jefe comunal transmitió a los concejales que la Dirección de Cooperativas y Mutuales de La Pampa remitió una nota al Departamento Ejecutivo Municipal revelando que la Cooperativa Productores Unidos de Eduardo Castex Ltda adeuda la presentación de la documentación de los ejercicios cerrados el 30 de junio de 2017 y 30 de junio de 2018.
Además, la municipalidad castense intimó a los integrantes de la entidad para que procedan a rendir los fondos económicos del crédito de Promoción Económica de 500 mil pesos que
recibieron del Ministerio de Desarrollo Territorial de La Pampa -cartera a cargo de Martín Borthiry-, y solicitó que cancelen “la deuda pendiente con los intereses correspondientes”. (ver aparte)

Expropiación.
La ordenanza sancionada en diciembre de 2013 asignó un terreno ubicado en la zona sur, para que la Cooperativa Productores Unidos Ltda ponga en funcionamiento un Frigorífico de Pequeños Animales en Eduardo Castex.
La legislación sancionada por el Concejo Deliberante local dispuso la cesión para la “construcción y puesta en marcha” del emprendimiento productivo. Y se estableció que los beneficiarios “deberán finalizar la construcción” en el término de dos años contabilizados “desde la promulgación de la ordenanza” y mantener el destino “por el término de quince años a partir de la habilitación”.
Los concejales también fijaron que los beneficiarios “no podrán alquilar, vender o ceder el bien en cuestión”, y en caso de disolución de las cooperativas o cese de las actividades, el predio
retornará al patrimonio municipal.

Restitución.
La ordenanza municipal fijó que en caso de no darse cumplimiento en el articulado predio, la cesión se resolverá de pleno derecho, debiendo ser restituido el inmueble a la municipalidad local, y determina que los beneficiarios no podrán “reclamar compensación o indemnización de
ningún tipo”.
Esto significa que la construcción edilicia, corrales y obras anexas pasarán a propiedad municipal, mientras que las maquinarias quedarán en posesión de la cooperativa de productores afiliados a Federación Agraria Argentina. Y así quedó establecido en la escritura que firmaron las autoridades municipales y los dirigentes agropecuarios.

Carta documento.
Balsa, con autorización de los integrantes del Consejo Productivo Local, intimó -mediante carta
documento fechada el miércoles 7- a los integrantes de la Cooperativa Productores Unidos Ltda para que en “un plazo perentorio de 48 horas” procedan a la rendición de fondos económicos y cancelen la deuda de las cuotas “número 112 a 26 inclusive, más intereses”, que totalizan una suma de 153.938,49 pesos, más los punitorios. La funcionaria advirtió que caso contrario y de mantener la negativa “se iniciarán las acciones legales pertinentes”.
Y desde la Dirección de Cooperativas y Mutuales de La Pampa solicitaron a la entidad que presenten la documentación de los ejercicios cerrados el 30 de junio de 2017 y el 30 de junio de 2018.
El organismo gubernamental detalló que la entidad está constituida actualmente por Carlos Rhil, Néstor Soria, Aldo Fuentes, Mauro Blanco, Dante Baz, Hugo Bogetti, Javier Scherger, Susana Fritz y María Nilda Robles.

Un proyecto frustrado.
La Cooperativa de Productores Unidos de Eduardo Castex y Monte Nievas afiliados al Distrito 8 de Federación Agraria Argentina (FAA) impulsó el proyecto del frigorífico de pequeños animales, para lo cual recibió un predio municipal para la construcción edilicia. La comuna castense pagó el anteproyecto arquitectónico.
Después, accedió a un crédito del Ministerio de Desarrollo Social de Nación de 2,2 millones de pesos, para construir las instalaciones y adquirir las maquinarias. Y restaron obras para acceder a las habilitaciones, para lo cual recibió un subsidio de 500 mil pesos del Ministerio de Desarrollo Territorial de La Pampa -cartera a cargo de Martín Borthiry-, y no alcanzaron a ser finalizadas.
La ordenanza municipal establecía un plazo de dos años para poner en funcionamiento el proyecto, sino el predio y lo construido volverían a propiedad municipal. Y el año pasado gestionaron un subsidio de $ 3,5 millones de Nación para poner en funcionamiento el
emprendimiento, pero previamente desde el Concejo tenían que prorrogar la posesión de la parcela ubicada en la zona sur. El trámite no se concretó y el dinero finalmente no llegó.
El proyecto quedó ahí abandonado, con un potencial importante para el desarrollo económico de la región.