miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Comuna denunció quemas intencionales

Comuna denunció quemas intencionales

WINIFREDA: EL NUEVO BASURERO ARDIO DE MANERA PROVOCADA

Los capataces comunales denunciaron a una pareja por prender fuego cuando recolectan cobre y aluminio. Los acusados admitieron su responsabilidad aunque aseguraron que no lo hacen con frecuencia. Una granjera quiere «respirar aire puro».
La Municipalidad de Winifreda, por intermedio de sus capataces, radicó una denuncia penal contra una pareja por prender fuego de manera intencional y en reiteradas oportunidades en el nuevo basurero a cielo abierto, localizado al oeste de esta localidad.
Según los denunciantes, la última vez que los acusados provocaron esta acción premeditada fue el viernes pasado cuando estaban recolectando cobre y aluminio, algo que harían con cierta asiduidad. Ese día, la basura se estuvo quemando de manera incandescente (sin llama) y el humo blanco invadió chacras y quintas cercanas al predio comunal y se propagó hacia la zona más habitada del pueblo. Mientras ardía el basural, los capataces del municipio se acercaron a la comisaría a radicar una denuncia.
De acuerdo al reporte brindado por el jefe de la dependencia, Juan Bustos Paulino, expusieron que «en reiteradas ocasiones han llamado la atención a un hombre y una mujer que se dedican a juntar aluminio y cobre. Según manifestaron prenden fuego para quemar el cable que recubre uno de los elementos que se llevan a su casa cálculo que para la venta y esto ha ocasionado molestias a los vecinos como así también algunos daños en el mismo basurero dado que en alguna oportunidad se ha propagado el fuego».
Los señalados vivían en Eduardo Castex y desde hace tiempo residen en la localidad. En la unidad policial «se los puso en conocimiento del inicio de una causa judicial preliminar la cual fue elevada al Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa», agregó Paulino.
Consultado sobre la versión que dieron ellos, al respecto el uniformado respondió: «Reconocieron que van a buscar cobre y aluminio y que prenden fuego, pero sostienen que no lo hacen con frecuencia, aunque en la denuncia consta que todos los días están yendo a buscar esos elementos».

Vecina se quejó.
El viernes a la tarde, la granja de Angela quedó bajo una densa nube irrespirable. La mujer no dio más y exteriorizó su malestar en diálogo con LA ARENA. «Han habilitado un basurero a pocos metros de nuestra quinta y continuamente está encendido, si bien no hay llama ese humo blanco es de alta toxicidad, molesto y malo», manifestó la granjera y afirmó que su salud se ve afectada por esta situación dado que «tengo problemas de alergia, molestias en la garganta y el olor fuerte te deja un sabor amargo en la boca».
Cuando se le preguntó sobre si las quemas se producen desde que empezó a funcionar el basurero o hace pocas semanas, respondió «siempre, zafamos de acuerdo a la dirección del viento pero es continúo el humo».
Finalmente, reflexionó «no sé cómo pudieron habilitar este basurero, si bien está lejos del pueblo pero acá también vivimos personas por más que seamos cuatro vecinos somos gente y tenemos derecho a respirar un aire limpio».

Nuevo basurero.
Cabe destacar que el nuevo basurero ocupa 4,5 hectáreas, que fueron compradas por la comuna en 2017 con autorización del Concejo Deliberante, tras las históricas lluvias que, entre otras consecuencias, inundaron el vertedero tradicional situado en el cardinal este. Previamente había sido declarado desierto, ante la inexistencia de oferentes, el llamado a licitación pública para la compra de tres hectáreas destinadas a depósito de residuos inorgánicos no reciclables y acopio de áridos.
Los ediles de ambos bloques admitieron «no es el mejor lugar para ubicar un basurero debido a que la proyección de crecimiento del pueblo es hacia ese lugar y en el futuro puede generar un límite al desarrollo urbanístico». No obstante, «ante la situación extraordinaria» que se estaba viviendo decidieron autorizar el Ejecutivo a realizar la operación comercial.