Con elogios a Verna, llega a La Pampa el exministro Kicillof

"DE LA AVENIDA DEL MEDIO YA NO QUEDA NI LA DOBLE LINEA AMARILLA"

Kicillof dialogó por espacio de varios minutos con Radio Noticias, previo a su visita a Santa Rosa donde esta noche, a las 19, disertará el Círculo de Suboficiales y Agentes de Policía de La Pampas (Luther King 2245).
Al ministro se le planteó si se puede salir dela crisis actual de la Argentina, con heterodoxia económica o pragmatismo. Respondió que las recetas ortodoxas “casi siempre han fracasado (citó la teoría del derrame), la heterodoxia es lo contrario a la ortodoxia; nace en la crisis del 30 (en el siglo pasado) con la ‘gran depresión’, cuando se aplicaron las recetas ortodoxas y fracasaron porque se le echaba la culpa al Estado y se ajustaba”.
“En los 30 se intentó ajustar como un remedio, lo que vemos ahora en el país con esta locura monetaria. Por eso surgió Keynes y el ‘New Deal’, recetas contrarias a la ortodoxia y que respondían a lo que pedía el sentido común”.
“Cuando no hay laburo, que no se llega a fin de mes, se despide a gente y el Estado debe convertirse en un instrumento que ayude a salir de esa situación. La política económica de Macri es el neoliberalismo rancio y desastroso, ante lo cual algunos gobiernos, como el de La Pampa, ponen su esfuerzo para sacar a los pampeanos de esta situación complicada”.
“Esto es pragmatismo y también heterodoxia. De la crisis se sale trabajando, no ajustando. Y esto siempre lo aplicó el peronismo y hoy vemos que la inflación es del 6.5 por ciento, algo que el presidente Macri dijo que era fácil acabar con ella; ahora se ve su ineficiencia”,añadió Kicillof.

Peor que 2002.
Con una inflación anualizada estimada del 50 por ciento “sería peor que durante la devaluación de 2002. Este 6.5 es el número más alto de inflación desde los años 80. Y esto que hace Verna (de aportar fondos provinciales para hacer obras) es lo que debemos hacer los dirigentes: defender los intereses de los que menos tienen, que no tienen para pagar publicidad o comprar medios en Buenos Aires y tener llegada a la Casa de Gobierno”.
“Hay que dar trabajo, más salario, y esto significa ser oposición al gobierno de Macri”,afirmó el ex ministro y actual diputado nacional.
-¿Y cuánto costará cambiar todo esto a partir del año que viene, si es que cambia el gobierno nacional?
-Lo primero es conseguir armar una oposición amplia, plural y solidaria, pero con ideas firmes sobre la caracterización de lo que está pasando, que nos está gobernando la misma fuerza social que nos gobernó tantas veces y que hicieron desastres. Hay que pararle la mano al neoliberalismo. No está jugado lo que dejará el gobierno de Macri si se continúa con estas políticas y sin una oposición firme que les ponga una traba porque hay gente a la que no le alcanza para comer, lo que genera daños irrecuperables. Algunos aspectos críticos pueden tener una rápida solución con el trabajo permanente del Estado que redistribuya la riqueza de los sectores favorecidos que tiran ni una migaja. Si se trabaja en eso, se activará el consumo como ocurrió en 2017 cuando (Cambiemos) vio que perdían (las elecciones legislativas) y dio créditos a jubilados y los beneficiarios de Asignaciones Universales por Hijo y les dio resultado, se reactivó el consumo y la economía creció. Hay cosas que se solucionan rápidamente, o traen un alivio, y hay otras cuestiones complejas como el acuerdo FMI.

Unidad.
El 17 de octubre hubo varios actos por el Día de la Lealtad en todo el país. ¿Con este panorama en el PJ, se puede alcanzar la unidad de los peronistas? “Yo estuve en Merlo y observé, también en los otros actos, algo que antes no quedaba en claro: que la mayoría de los discursos tenían definiciones de una postura opositora. Nadie habló de gobernabilidad, motivo por el que algunos compañeros votaron cuestionadas leyes en el Congreso”.
“Se está generando una oposición más firme, que aún es fragmentaria, pero los que estaban en la ‘ancha avenida del medio’, ya no les queda ni la doble línea amarilla.
-Y cada vez se la cuestiona menos a Cristina.
-Mirando sondeos, incluso lo dice el oficialismo, aparece que Cristina ganaría en primera vuelta y otras la dan ganando en una segunda vuelta contra Macri. Por eso el oficialismo pretende dividir a la oposición o reemplazar a Macri como candidato. Es prematuro hablar de candidaturas, lo mismo ocurre con la de Cristina. Me desvelaban los dirigentes que no sabían dónde estaban parados y ahora se han arrimado a una postura opositora más clara. La gente nos pide unidad a los dirigentes, que tengamos otra actitud ante el gobierno, menos tibia, que por ejemplo (los legisladores nacionales) no voten el Presupuesto. No quiero hablar de casos particulares (de peronistas arrepentidos que vuelven a la estructura partidaria), pero la gente pide que la defendamos y el Presupuesto 2019 no los defiende. Tenemos que estar del lado de los perjudicados, como siempre estuvimos los peronistas.

Cuadernos.
Sobre las coimas y cartelización de la obra pública enmarcada en el llamado caso de los “Cuadernos de Centeno”, el que fuera ministro en el último tramo de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, dijo: “Soy un atento lector de la causa y no tiene pies ni cabeza. No se sabe qué se está denunciando y aparece el primo de Macri (Calcaterra) que pagó coimas, puso sobreprecios y se enriqueció, que le dio plata para alguna campaña de la oposición (el PJ-Frente para la Victoria) de su primo Mauricio Macri”.
“No sé lo que me perdí como ministro”, acotó.
-Macri dice que ahora las obras públicas salen un 40 por ciento menos.
-Directamente no se hacen, por eso salen un 100 por ciento más baratas. No han puesto ni un ladrillo, sólo tiraron algunos mangos para hacer cordón cuneta. Me preocupa muchísimo lo de la corrupción, pero Macri, ni los que lo acompañan, no son los indicados para salir a buscar corruptos. Lo último es que se dio por cerrada la investigación del tema del Correo; son 70 mil millones de pesos que le perdonaron al padre de Macri. Este es el gobierno más corrupto de la historia. Hemos pedido que nos investiguen toda la obra pública de nuestro gobierno y se negó Macri porque es uno de los principales contratistas.
-¿Desde 2003 a 2015 se invirtieron 102 mil millones de pesos en obras públicas?
-Sí, más o menos eso, aunque con diferentes tipos de cambio. En La Pampa se hizo mucha infraestructura y ahora se paró todo, salvo lo que pueda hacer el gobernador con recursos propios.

Cristina y candidaturas.
Kicillof no negó que pueda ser candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, como representante de Unidad Ciudadana. Priorizó la conformación de un frente y después sí hablar de nombres. “Queremos incluir a todos los sectores y que sean los mejores candidatos en cada distrito”, dijo.
“No quiero anteponer una cuestión personal y participo de una fuerza que conduce Cristina”, añadió.
-¿Usted quiere que Cristina sea candidata a presidenta?
-Creo que hoy necesitamos ganar la elección porque otros cuatro años (de Cambiemos) serían lo peor. Cristina es la mejor candidata, si es que está decidida a serlo. Debemos ser generosos y humildes, para ganar la elección que viene.

Con Verna y con Fernández
El ex ministro de Economía del kirchnerismo y actual diputado nacional por Unidad Ciudadana, Axel Kicillof, será recibido esta mañana, alrededor de las 10, por el gobernador Carlos Verna en su despacho de Casa de Gobierno. Posteriormente, se reunirá en la Legislatura con el vicegobernador Mariano Fernández y los diputados provinciales de los bloques PJ y Frente Pampeano para la Victoria.