Con la ilusión de conocer el mar

DIEZ BOXEADORES CLASIFICARON PARA LAS FINALES EVITA

Un total de diez boxeadores lograron clasificar a las finales de los Juegos Nacionales Evita, que se llevarán a cabo desde el 22 al 27 de octubre en la ciudad balnearia de Mar del plata.
Los combates clasificatorios, que fueron fiscalizados por la Federación Pampeana de Box y promovidos por la dirección de Deportes del Gobierno de La Pampa, se realizaron en el ring del club Argentino de esta ciudad, un escenario en donde además se practica este deporte. La actividad comenzó el martes y finalizó ayer, aunque en esta jornada no se desarrollaron peleas oficiales teniendo en cuenta que algunos púgiles no se presentaron.
La mayoría de los boxeadores se mostraron emocionados no sólo por el hecho de representarán a La Pampa, sino además porque en su mayoría conocerán el mar.
“Ahora tenemos que entrenar más fuerte para desempeñar un buen papel”, coincidieron en afirmar los jóvenes púgiles tras recibir las medallas y posar para los fotógrafos arriba del cuadrilátero.
Los clasificados para Mar del Plata fueron los santarroseños Alexander Morales en hasta 48 kilos; Joaquín Villegas en hasta 50 kilos; Juan Bustamante en hasta 52 kilos; Milton Valquinta en hasta 57 kilos; Alan Berón en hasta 63 kilos; y Ludmila Gadea en hasta 52 kilos.
Los boxeadores de Rancul que se ganaron el pasaporte para el viaje a La Feliz fueron Carlos Olmedo en hasta 60 kilos; Vladimir Tula en hasta 50 kilos y Tatiana Soleto, en hasta 50 klilos; y la achense Iara Cofré, en hasta 48 kilos.
Cabe resaltar que algunos clasificaron directo, mientras que otros debieron ganar un combate, como el caso de Tula que superó al quemuense Gastón Florez; Valquinta que derrotó al también quemuense Iván Amorena Montoya; Olmedo que venció al toayense Adrián Fredes; y Berón que superó al santarroseño Simón Ristoño.

Una alegría.
Joaquín Vilchez tiene 16 años, entrena en el gimnasio de Juan Carlos Ceballos, y se dará el gusto de poder viajar a Mar del Plata.
“Pasé derecho, sin necesidad de pelear. Tuve suerte y estoy más que contento. Llegué muy bien entrenado para pelear con cualquiera”, dijo Vilches, al tiempo que enfatizó: “Estoy feliz porque conoceré el mar”.
Tula es de Rancul, y ganó cuando el árbitro decidió parar el combate. “Esta es la segunda vez que iré a Mar del Plata, y quiero ver su puedo pasar de ronda, ya que el año pasado perdí en el debut”.
Tula agregó: “Quería ir de vuelta a Mar del Plata. La experiencia del año pasado fue muy linda, y me preparé para poder clasificar. Ahora tengo que entrenar más duro, no tengo que aflojar”.
Para Olmedo, que también es de Rancul y que practica boxeo desde hace dos años, viajar a Mar del Plata tendrá un sabor especial. “No conozco el mar. Estoy contento por haber clasificado, y sé que será una linda experiencia por lo que me ha contado Tula.
El entrenador de Tula, Olmedo y Sotelo, Francisco Oses, aseguró que ahora se dedicará en pulir los errores de sus pupilos “para poder representar de la mejor manera a La Pampa”. “Haber clasificado con tres boxeadores para mí es un orgullo, ahora debemos seguir practicando”.