Inicio La Pampa Concejal Ainó reclama el pase a planta de 137 contratados

Concejal Ainó reclama el pase a planta de 137 contratados

EL MPV A FONDO EN LA CAMPAÑA POR 25 DE MAYO

Sin dudas el Movimiento Popular Veinticinqueño recorre a fondo los últimos tramos de la campaña proselitista con miras al 19 de mayo, fecha en la que las elecciones definirán los cargos municipales. Ayer la concejala de esa fuerza local, Delia Beatriz Ainó presentó un proyecto por el cual pretende que el intendente Abel Abeldaño pase a planta permanente a 137 trabajadores contratados, argumentando «equidad y justicia».
Desde ese espacio político, que conduce el controvertido ex intendente David Bravo, y que lleva de candidata a jefa comunal, Lorena Echenique, actualmente jueza de Faltas, mantienen un duro perfil proselitista. Abundan en críticas a la actual gestión y refuerzan su proyecto con promesas de viviendas, trabajo, servicios y asfalto para todos y todas.
Ahora se suma, a manera de mensaje elíptico en el mismo sentido, el reclamo de pase a planta de esos municipales que figuran en la nómina como contratados, que según los corrillos políticos locales, fue elaborado con colaboración de Echenique.
Otro detalle sugestivo es que Ainó presentó el proyecto el mismo día en que Abeldaño giró al cuerpo deliberativo el Presupuesto para el 2019. Los cálculos del Ejecutivo prevén una evolución económica para el actual ejercicio de unos 385 millones de pesos. En este sentido la edila pretende un pronto pase a planta para lo cuál exige una reestructura presupuestaria.

Proyecto Ainó.
Evidentemente el MPV trasladó al Concejo Deliberante la campaña. La edila mencionada presentó el 2 de mayo un proyecto de ordenanza para «proceder a la regularización del personal cuyo contrato esté afectado a la partida ‘prestadores contratos'».
La concejala que milita en el MPV, en los considerandos de su presentación, hace graves acusaciones al Ejecutivo. Habla de que el actual gobierno municipal promueve la «precarización del empleo público» y de ser «fuente de relaciones laborales clientelares».
Asimismo asegura que tal medida «permite a los trabajadores, muchos de los cuales son jefes de hogar, poseer los beneficios de los derechos previsionales y de la seguridad social». Además que «impedirá en un futuro producir despidos mediante la no renovación de los contratos».
Otro de los argumentos esgrimidos por Ainó es que el pase a planta sería una «reivindicación y un acto de justicia social con el personal contratado cuya vigencia es informal, precaria e inestable».
Finalmente Ainó les dejó un reclamo a sus pares en el Concejo Deliberante. «Solicito a los concejales poner de manifiesto su sensibilidad humana para garantizar la estabilidad y permanencia de los vecinos que se encuentran comprendidos en ésa situación que se pretende regularizar», concluyó.