Condenado a cinco años de prisión por violento asalto

ENTRO A UNA CASA, GOLPEO E HIRIO A SU MORADORA Y LE SUSTRAJO DINERO

(General Pico) – El juez de control de esta ciudad, Alejandro Gilardenghi, condenó a cinco años de prisión efectiva a quien asaltó a una mujer en su propio domicilio y la golpeó para robarle una suma estimada de 1.000 pesos y el certificado de un plazo fijo.
El magistrado, que dictó sentencia en el marco de un acuerdo de juicio abreviado convenido por el fiscal Damián Campos, de la Fiscalía Temática de Delitos contra la Propiedad, y la defensora oficial María José Gianinetto, condenó a Lucas Andrés De Dios Rigal, de 33 años, como autor material del delito de robo agravado por la causa de lesiones graves como consecuencia de la violencia ejercida durante su comisión.
Además lo declaró reincidente, dado que el 24 de octubre de 2012, el por entonces juez de audiencia de General Pico, Fabricio Losi, lo había sentenciado a seis años y un mes de prisión.
El magistrado aplicó el monto de pena solicitado, tras evaluar los términos de admisibilidad del acuerdo presentado por las partes, al que no hizo objeciones la damnificada.

Con violencia.
El hecho ocurrió el 19 de abril pasado, cerca de las 18.30, en el momento en el cual una mujer de apellido Martín fue sorprendida en su domicilio de calle 24 y 105, por un hombre que la ingresó por la fuerza a su casa, la golpeó, la amedrentó y le sustrajo una suma de mil pesos.
Según consta en el acuerdo presentado, la mujer se disponía a salir para realizar unas compras en una carnicería del barrio, cuando regresó a la vivienda en busca del monedero y dejó la puerta de calle entreabierta. En ese momento De Dios Rigal sorprendió a la mujer y la ingresó por la fuerza al domicilio y le exigió la entrega de dinero. El intruso golpeó a la moradora, la amenazó de muerte y la obligó a recorrer los distintos ambientes de la casa en busca de dinero. Luego la empujó al interior del baño, provocándole una fractura en la mano a la damnificada, quien además se golpeó la cabeza contra el inodoro. Luego el imputado se dio a la fuga tras hacerse de una suma de mil pesos en efectivo y de un certificado de depósito en plazo fijo, a nombre de la víctima de este hecho.
Personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) asistió a la mujer, dado que presentaba distintas dolencias y se encontraba en un estado de nerviosismo, producto de la situación violenta sufrida. Luego fue traslada al Hospital Gobernador Centeno, donde le realizaron las distintas curaciones.

Lesiones graves.
También trabajó personal policial de la Comisaría Primera, a cargo su titular, el comisario José María Giordano. Además actuaron peritos de la Brigada de Investigaciones y de la División Criminalística, quienes efectuaron hisopados en el picaporte de la puerta de ingreso y en otros elementos que fueron manipulados por el intruso.
Luego hicieron un levantamiento de rastro dactiloscópico de una caja y de un frasco de vidrio que se encontraban sobre la cama de la damnificada. En el marco de la investigación, también se realizó una recorrida en busca de posibles cámaras que pudieran aportar datos de interés.
En el fallo, el juez indicó que “se trató de un desapoderamiento de cosas ajenas, cometido con violencia física y psicológica sobre la víctima, quien padeció lesiones que le demandaron más de 30 días de inhabilitación para realizar sus tareas habituales, es decir, que sufrió lesiones de carácter grave”.