Condenado a tres años y tres meses de prisión

ROBO CON ARMA A UN TAXISTA

La jueza de control de Santa Rosa, María Florencia Maza, condenó a Cristian David Molina a tres años y tres meses de prisión de cumplimiento efectivo, por resultar autor material y penalmente responsable del delito de robo calificado por el uso de arma cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada.
En la causa se probó que hace poco más de un mes, el 1 de septiembre a media mañana, el imputado -un albañil de 32 años con antecedentes penales- sorprendió a un taxista cuando estaba estacionado sobre la calle México, en la capital pampeana, luego de dejar a un pasajero. En ese momento, Molina “subió al vehículo en la parte trasera y le manifestó ‘dale, arrancá’, apoyándole un elemento contundente, similar a un arma de fuego”.
Luego de circular unos metros, le dijo de forma amedrentante “dame la billetera y las llaves del auto porque te quemo”. La víctima accedió y el atacante se apoderó de una billetera con 1.500 pesos y las llaves del taxi y se fugó.
El conflicto penal se resolvió por la vía del juicio abreviado, que acordaron la fiscala Leticia Pordomingo, la defensora oficial Paula Arrigone y el acusado, quien admitió su culpabilidad. El damnificado, según lo informado por el Ministerio Público Fiscal, también dio su consentimiento después de ser notificado del acuerdo.

Pruebas.
Entre las pruebas aportadas por la fiscalía, y evaluadas por Maza para dictar la sentencia, figuran -entre otras- fotos obtenidas de una filmación, las actas de secuestro de una campera (hallada debajo de un auto) y de la billetera (encontrada en una obra en construcción), declaraciones testimoniales de policías, entre otras.
La magistrada dio por acreditado el hecho al señalar que “Molina fue la persona que se apoderó ilegítimamente de elementos que eran de propiedad del taxista, luego de exhibirle y apoyarle en el cuello un arma que -al no haber sido recuperada- no puede en modo alguno constatarse su aptitud para el disparo”.
Además, en la parte resolutiva del fallo, Maza dispuso que se le haga saber a la víctima que, en caso de requerirlo, podrá ser informada acerca de los eventuales planteos defensivos que pueda formular Molina antes de salir en libertad u otros beneficios.