Condenado dos veces en un día

ROBOS EN SANTA ROSA

Un albañil de 35 años fue condenado ayer por dos casos de robo ocurridos en Santa Rosa. Los hechos tuvieron lugar el pasado 26 de junio, cuando el imputado sustrajo un bolso del interior de un auto, en el barrio Plan 5000. El otro episodio aconteció hace tres semanas atrás, cuando robó una máquina de cortar pasto que estaba en el patio de una vivienda, en el mismo barrio. Por el primer hecho el juez Carlos Matías Chapalcaz lo condenó a un mes y 15 días de prisión; mientras que por el otro hurto la jueza María Florencia Maza le impuso dos meses de prisión y lo declaró reincidente. Los dos casos se resolvieron a través de juicio abreviado; en los cuales el condenado admitió ser el autor de los robos. Uno fue convenido entre la fiscal Leticia Pordomingo y la defensora oficial Silvina Blanco Gómez, y el otro entre el fiscal Facundo Bon Dergham y la defensora oficial Paula Arrigone. La víctima, en tanto, no pudo ser localizada para ser informada acerca de la realización de la audiencia de visu para ser informada del acuerdo y saber su opinión.

Primer hecho.
Según se informó, Chapalcaz condenó al albañil (de apellido Martino) porque, antes de la medianoche del 26 de junio pasado, sustrajo “dos desodorantes, una pasta dental, un esmalte de uñas, un quitaesmalte, una maquinita de afeitar, un bolsa con algodón, un alcohol en gel, un aceite para cabello, una caja de hilo dental, un esmalte, un pintalabios, un espejo, una billetera -contenía una tarjeta de asignación universal por hijo- y una máscara de pestaña”. Los elementos estaban dentro de un bolso en el interior de un auto Renault que se encontraba estacionado frente al salón de usos múltiples del Plan 5000.
El juez tuvo en consideración, entre otras pruebas, un acta de reconocimiento, un informe del Cecom -con audio y video- y capturas de la red social Facebook.

Segundo robo.
En otro expediente, Maza dio por demostrado que hace menos de tres semanas, entre la noche del domingo 10 y la madrugada del lunes 11, Martino “se apoderó ilegítimamente, sin ejercer fuerza en las cosas ni violencia en las personas, de una máquina de cortar pasto de una vivienda de la calle Goyeneche”. El damnificado, al ser notificado sobre los alcances del abreviado, dio su consentimiento, aunque consideró breve el período de detención pactado entre las partes. Además dijo que no tenía interés en que se le informe cuando el acusado quedará libre.
“El hecho quedó acreditado no solo por las manifestaciones del denunciante, quien expresamente refirió que sospechaba de Martino por haberle sustraído anteriormente otros elementos, sino porque -avalando dicha sospecha- fue encontrada en su domicilio la máquina de cortar césped”, detalló la jueza en el fallo.