Inicio La Pampa Condenado en dos semanas

Condenado en dos semanas

La jueza de audiencia de Santa Rosa, Alejandra Flavia Ongaro, condenó a Marcos Ezequiel Rosane a 15 días de prisión por ser autor del delito de hurto simple en grado de tentativa, le revocó el beneficio de la libertad condicional del que gozaba y le impuso una pena unificada de dos meses de prisión de cumplimiento efectivo.
La causa se inició por el procedimiento de juicio directo, porque el imputado fue aprehendido «in fraganti», y concluyó con un juicio abreviado. El proceso para el fallo definitivo duró apenas dos semanas.
Con las pruebas reunidas en la investigación fiscal preparatoria, Ongaro dio por demostrado que en los primeros minutos del jueves 20 de diciembre, Rosane «sustrajo de una obra en construcción, ubicada en Alonso y Antártida Argentina, una puerta placa sin uso. Ello fue advertido en forma inmediata por personal policial, que lo observó caminando a metros del lugar y llevando consigo dicha abertura».

Consentimiento.
El abreviado fue convenido entre la fiscala Cecilia Molinari, el defensor oficial Juan Hermúa y el propio imputado, un pintor y lavacoches de 33 años que admitió la autoría del hecho. El damnificado, al ser notificado por el Ministerio Público Fiscal, también dio su consentimiento al acuerdo.
«Quedó acreditado que en las circunstancias de lugar, tiempo y modo antes referenciadas, Rosane intentó apoderarse de un bien ajeno, con conocimiento y voluntad de hacerlo. Su decisión delictiva no llegó a consumarse, no porque mediara un desistimiento voluntario, sino por la oportuna intervención del personal policial que lo detuvo en el momento mismo en que llevaba consigo el elemento cuyo apoderamiento intentara», indicó la magistrada en la sentencia.
Si bien el acusado recibió una pena mínima de 15 días, como el 27 de septiembre pasado había sido condenado -en otro abreviado- a dos meses de prisión en suspenso, se le unificaron ambas penas en una única a dos meses de prisión efectiva. En aquella oportunidad también había sido declarado autor del delito de hurto simple en grado de tentativa, ya que fue sorprendido al querer apoderarse de una balanza y dos canastos de una freidora.