Condenado por abigeato en un campo

EL HECHO OCURRIO EN UN PREDIO UBICADO AL SUR DE GENERAL ACHA

El juez de audiencia de Santa Rosa, Andrés Olié, condenó a Walter Javier Alvarez a tres años de prisión condicional, por ser autor del delito de robo en despoblado y abigeato.
En el legajo quedó probado que entre el 14 y 15 de mayo de 2013, el imputado -un alambrador de 30 años- “en compañía otras personas no identificadas, y tras forzar la puerta de acceso al puesto de una chacra” de 100 hectáreas, ubicada a 3 kilómetros al sureste de General Acha, se apoderaron ilegítimamente de “dos lazos trenzados, un pegual o cinchón de grupa, un freno, un maneador, cuatro bozales, una hociquera, una jeringa de vacunar, una batería de 12 volts, un litro y medio de desparasitantes, una mocheta, una tenaza y un medio recado”.
También, en esas circunstancias, “habrían forzado el candado del portón de un galpón para sustraer cuatro bolsas de alimentos para equinos y otras cuatro para novillos y dos lazos y, en el sector del corral habrían dado muerte a un ternero, raza Aberdeen Angus, de 150 kilos, dejando abandonadas en el lugar las vísceras y la cabeza”.
El conflicto penal se resolvió por un juicio abreviado presentado por el fiscal de General Acha, Juan Bautista Méndez, el defensor oficial Federico Ibazetta y el propio acusado, quien aceptó su culpabilidad.
Las partes también convinieron que Alvarez deberá, durante tres años, fijar residencia, presentarse trimestralmente ante el Ente de Políticas Socializadoras, no usar estupefacientes ni abusar de bebidas alcohólicas y abstenerse de mantener cualquier tipo de contacto con la víctima.
El imputado recuperó su libertad el 10 de octubre, cuando se realizó la audiencia de visu en la que él dio su consentimiento al abreviado. En esa ocasión, Olié le impuso como medida alternativa la imposibilidad de acercarse o contactarse con la víctima.