Atacó a patadas a su hija y lo sentenciaron

Un hombre fue condenado a dos años de prisión de ejecución condicional por haber sido autor material y penalmente responsable del delito de lesiones leves, agravadas por el vínculo, debido a que la conducta fue cometida en perjuicio de su propia hija.
La pena impuesta fue unificada con otra previamente impuesta, así que finalmente deberá cumplir dos años de prisión en suspenso. A su vez, durante ese mismo plazo, tendrá que cumplir diferentes reglas de conductas.
Por ese motivo deberá fijar residencia y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal; abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas. Como así también tendrá que realizar un tratamiento psicológico, previo informe técnico que acredite su necesidad y eficacia.

El hecho.
En el marco de la investigación que tuvo como fiscal a Juan Bautista Méndez, se probó que el hombre agredió físicamente a su hija menor, golpeándola con una patada en la zona lumbar, situación que se habría repetido en otros momentos. El denunciado le reprochaba con expresiones ofensivas haber omitido realizar tareas del hogar o el bajo rendimiento escolar, al mismo tiempo que le advertía que dejaría de alimentarla.
El agravamiento de la conducta ilícita que se le atribuyó al condenado se sustenta en el menoscabo que el agresor tuvo por el vínculo sanguíneo que lo une con la víctima. Asimismo, las circunstancias que rodearon el suceso, permiten descartar la posibilidad siquiera de que este accionar pueda ser justificado en el marco del derecho de corrección del progenitor, toda vez que este derecho se debe ajustar a límites necesarios y razonables, establecidos como margen de tolerancia hacia el mismo, se informó desde la fiscalía.