Condenado por robos en Castex

DETENIDO AL INTENTAR ESCAPAR POR UN VENTILUZ

El juez de control de Santa Rosa, Néstor Daniel Ralli, condenó a Alejandro Daniel González, a seis meses en suspenso como autor de los delitos de robo simple reiterado en dos oportunidades y robo simple en grado de tentativa, todo en concurso real.
El magistrado dio por probado que el 7 de septiembre de 2013, el imputado sustrajo de un camión -que estaba estacionado en Domingo Savio y Alfredo Palacios, en Eduardo Castex- un porta CDs, un cuchillo y una linterna, luego de romper el vidrio de una ventanilla.
A su vez, dos semanas más tarde, el 20 de septiembre también forzó una ventana trasera. Ingresó a una vivienda de la calle Illia y se llevó una caja con herramientas, un taladro, una amoladora y un alargue eléctrico de 10 metros.
El último hecho sucedió el 18 de febrero de 2014 a la madrugada, siempre en la misma localidad. González ingresó por un ventiluz a otro inmueble ubicado en Estrada y 9 de Julio -después de romper un vidrio y un mosquetero- y sustrajo 319 pesos de una caja registradora. Cuando quiso salir por el mismo lugar fue detenido por la policía.
El conflicto se resolvió a través de la vía alternativa del juicio abreviado que convinieron la fiscala María Cecilia Martiní, el defensor oficial Martín García Ongaro y el propio González, un desocupado de 22 años. Las partes también acordaron que se le impongan al acusado reglas de conducta por dos años, bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad de la sanción impuesta (fijar domicilio y someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Orientación y Supervisión de personas en conflicto con la ley penal).
“Más allá del reconocimiento realizado por el imputado, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, considero que los hechos se encuentran debidamente probados a raíz de los informes que dieron cuenta de los daños acaecidos en el camión y en las propiedades damnificadas; como así también en función de lo informado por la Sección Rastros de la División Criminalística de la Policía provincial y por el personal policial que, en el último hecho, aprehendió en el lugar al imputado”, dijo Ralli en la sentencia.