Condenan a joven

COMETIO VARIOS DELITOS EN GENERAL PICO

El juez de audiencia de juicio de esta ciudad, Florentino Rubio, condenó ayer a un joven (24), a la pena de un año y seis meses de prisión efectiva, tras considerarlo autor material de los delitos de lesiones leves agravadas en tres hechos, amenazas simples en tres hechos, desobediencia judicial, encubrimiento y tenencia de arma de fuego, en concurso real. Además le impuso el pago de una multa de mil pesos. La sentencia fue unificada con una pena anterior, que le fuera impuesta en septiembre de 2016.
El juicio oral se desarrolló días atrás en esta ciudad, con la actuación del juez Rubio, del fiscal Luciano Rebechi y del defensor particular, Oscar Ortíz Zamora.
Tras el debate que se desarrolló a lo largo de una única jornada, el magistrado dio por acreditado que el 30 de mayo de 2017, cuando se encontraba en la casa de su madre, discutió con su pareja, a la que sujetó del cuello y del pelo, la arrastró por el suelo y le dio patadas en todo el cuerpo, causándole lesiones leves que fueron certificadas por personal médico.
Además, el 23 de enero de este año, cuando estaba en la habitación de su vivienda junto a su pareja, tras leerle los mensajes del teléfono celular, la tomó del cuello y le dio un golpe de puño en la cara. Luego la amenazó con quemarle sus pertenencias.

Agresiones y amenazas.
También se acreditó que una semana más tarde, mientras hacían dedo en la ruta, amenazó de muerte a la mujer y le pegó con una piedra en la pierna, causándole lesiones. De esta manera violó una restricción de acercamiento y contacto con la damnificada que le fuera impuesta por el juez de control de la Segunda Circunscripción Judicial, Heber Pregno.
Por último, el 12 de febrero pasado, le envió mensajes de texto a través de la red social Facebook a una amiga de la damnificada, manifestándole que le hiciera saber que la mataría, en cuanto recuperara la libertad.
En referencia a la acusación de encubrimiento y tenencia de arma de fuego, quedó demostrado que durante un allanamiento que se hizo en su casa, tenía una escopeta calibre 14, que había sido robado de un campo; una carabina calibre 22 y un pistolón, del cual carece de todo tipo de documentación.