Condenaron al que arrojó agua hirviendo a un Juvenil de Pico

AGRESION EN REALICO

La jueza de control de General Pico, Jimena Cardoso, condenó a la pena de seis meses de prisión en suspenso a Eduardo Villegas de 42 años, como autor material del delito de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas en el marco de un espectáculo deportivo. Hace unos meses, el imputado quemó con el agua hirviendo de un termo, a un futbolista de 15 años de edad, al finalizar un partido de fútbol de la categoría 1998 entre Sportivo Realicó y Pico FBC.
Además, la magistrada, lo inhabilitó para concurrir a espectáculos deportivos, por el término de dos años. También le impuso reglas de conducta por el término de dos años.
El hecho se registró el 5 de agosto pasado, en el estadio del club realiquense, luego de la finalización del cotejo de la categoría 1998 entre el local y Decano de General Pico. Villegas que se encontraba en la tribuna local, arrojó a través del alambrado el agua hirviendo de un termo contra el grupo de jugadores del club visitante. De esta manera le ocasionó quemaduras de primer y segundo grado al adolescente de Josué Miglia.

Juicio abreviado.
La sentencia fue dictada en el marco de un acuerdo de juicio abreviado convenido por el fiscal Guillermo Komarofky y el defensor oficial Alejandro Caram.
“Las lesiones que sufrió el menor, como consecuencia del accionar de Villegas, se encuentran documentadas”, explicó la magistrada en el fallo.
Además agregó: “Desde el punto de vista subjetivo, surge clara la finalidad de provocar un daño pues quien arroja agua hirviendo directamente al cuerpo de una persona prevé y persigue como finalidad que resulte lesionada. La comprobación de las lesiones trae aparejada sus consumación, verificándose su agravamiento desde el momento en que fueron producidas cuando se disputaba un espectáculo deportivo”.
Tras el hecho, la institución realiquense le prohibió a Villegas el ingreso a sus instalaciones. Además, el Tribunal de disciplina de la Liga Pampeana de Fútbol, le impuso al club, una severa multa de 30 mil pesos.