Inicio La Pampa Conductor sin seguro ni carnet

Conductor sin seguro ni carnet

PROVOCO GRAVE SINIESTRO VIAL EN LA AVENIDA LURO

El conductor del Chevrolet Corsa que protagonizó un grave siniestro vial el pasado lunes fue formalizado ayer y recuperó la libertad. Se trata de Luis Alberto Cabral, un hombre de 58 años que embistió a Damián Ricarte cuando se encontraba trabajando detrás de una grúa de auxilio. En el accidente, el joven de 27 años perdió la pierna izquierda.
Según fuentes judiciales consultadas por LA ARENA, a la audiencia de formalización, a cargo del juez Carlos Matías Chapalcaz, «el hombre llegó detenido y recuperó la libertad después de la audiencia». Con respecto a la imputación, Cabral fue acusado por «lesiones gravísimas en perjuicio del damnificado y se le ordenó la inhabilitación provisoria para obtener una licencia de conducir».
En ese sentido, el fiscal a cargo de la investigación, Oscar Cazenave, pudo determinar que Cabral no poseía seguro contra terceros ni licencia de conducir al momento del siniestro y que por estos motivos el juez Chapalcaz ordenó la inhabilitación como medida sustitutiva de la prisión preventiva.
Por su parte, el acusado decidió no dar su versión de los hechos. «Hizo uso de su derecho y no declaró», indicaron las fuentes.

Siniestro.
El grave siniestro ocurrió el pasado lunes en la colectora de la Avenida Luro esquina Gaich, cuando el conductor de una grúa de auxilio se encontraba trabajando sobre el cordón izquierdo de la colectora. Allí, fue arrollado por un Chevrolet Corsa y, producto del choque, le ocasionó lesiones de gravedad y le amputó la pierna izquierda, por debajo de la rodilla.
Fuentes policiales consultadas por LA ARENA habían indicado que 19.10 se tomó conocimiento de que «una grúa al mando de un joven de 27 años se encontraba realizando una maniobra de descenso para bajar un automotor que debía dejar en un taller y cuando estaba detrás de la grúa es embestido por un Corsa. A consecuencia de la colisión, le produjo una lesión en la pierna y se la amputó en el lugar».
Según fuentes ligadas a la investigación, el conductor había manifestado que a pesar de que la grúa contaba con la señalización «no lo vio y no advirtió la presencia de la grúa». Tras el siniestro, se vivieron momentos dramáticos en el lugar debido a que el trabajador había quedado atrapado entre la camilla de la grúa de auxilio, que en ese momento remolcado el Renault Symbol que debía dejar en un taller, y el capó del Corsa.
Por la gravedad del accidente, efectivos policiales de la seccional Primera, Accidentología, un cuerpo de Bomberos y médicos del Servicio de Emergencias Médicas realizaron un importante despliegue para poder rescatar al trabajador, quien producto del accidente perdió la pierna izquierda y poseía la otra extremidad «comprometida». Por estos motivos, fue trasladado urgentemente al Hospital Lucio Molas por personal del SEM para que le practiquen una cirugía.

Piden dadores de sangre.
Tras el grave accidente, Damián Ricarte fue trasladado de urgencia al Hospital Lucio Molas. Allí, se le realizó una cirugía y pasó la noche internado en Terapia Intensiva para evitar infecciones. Fuentes sanitarias informaron que Ricarte respondió de manera positiva a los estudios realizados y se encuentra de buen animo. Por ello, se espera que hoy sea trasladado a una sala común.
Si bien se encuentra estable y fuera de peligro, autoridades y familiares de solicitan de manera urgente seis dadores de sangre del Grupo 0 el joven de 27 años que fue la víctima del siniestro. Aquellos que puedan colaborar, podrán acercarse a partir de hoy al Banco de Sangre del Hospital Molas, de 7 a 10 horas.

Fuera de peligro
En la Avenida Luro ocurrió un segundo siniestro vial que fue protagonizado por una motocicleta y un patrullero. Allí, un joven que circulaba correctamente sobre la calzada principal de la avenida colisionó contra un móvil policial de la Seccional Primera.
Tras el accidente, fuentes ligadas a la investigación informaron que el motociclista sufrió una quebradura de tibia y peroné en una de sus piernas y se encuentra alojado en la Clínica Modelo y, según indicaron, se encuentra fuera de peligro.
El siniestro se produjo cuando un móvil iba hacía el accidente que había ocurrido entre el Chevrolet Corsa y una grúa de auxilio «con los elementos de emergencia para colaborar y cortar el tránsito. Cuando va cruzando la moto choca contra el patrullero. Justo estaba lloviendo, la moto no ha visto las balizas y que el patrullero estaba en emergencia», explicaron.