Confirmaron la condena del ex ministro Varela

Hoy miércoles, se confirmó, por mayoría en el Tribunal de Impugnación Penal, la sentencia contra el ex ministro de Obras y Servicios Públicos, Jorge Víctor Varela, a 6 meses de prisión en suspenso por ser autor material y penalmente responsable del delito de violación de los deberes de funcionario público, en perjuicio de la administración pública, e inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por un año.

Según Prensa del STJ, no se hizo lugar al recurso de impugnación presentado por el abogado particular Sebastián País Rojo. Se ratificó en un todo el fallo que dictara la Audiencia de Juicio de Santa Rosa, el 12 de abril pasado, a través de los jueces Gastón Boulenaz, Carlos Besi y Andrés Olié.

La resolución de la Sala A fue por mayoría porque el primer votante, el juez Filinto Rebechi, opinó que debía hacerse lugar al recurso, revocarse la sentencia y absolver a Varela por entender que la figura del citado delito no se configuró. Luego su par Pablo Balaguer, al expresar su postura, se inclinó por rechazar la impugnación “en su totalidad”. A esta última postura se adhirió el presidente subrogante del TIP, Fernando Rivarola, quien terminó inclinando la votación.

“Al momento de asumir Varela en el cargo de ministro de Obras y Servicios Públicos (diciembre de 2011), la obra contratada por el Estado Provincial para la construcción de un estadio polideportivo en la ciudad de Santa Rosa, se encontraba paralizada desde el día 30 de diciembre de 2010; es decir que restaba un solo día antes de la expiración del plazo contractual previsto por ley 2516”, indicaron en la Audiencia de Juicio.

Agregó que esa “situación se mantuvo inalterable, por la falta de adopción de las medidas administrativas necesarias para activar los mecanismos tendientes a resolver el conflicto suscitado con la empresa Inarco S.A., hasta su efectiva renuncia (noviembre de 2014); luego de lo cual el Poder Ejecutivo, mediante el decreto 343/15, de fecha 22 de julio de 2015, resolvió rescindir el contrato de obra pública con la contratista por culpa de la empresa”.

“De modo que, de no haber omitido sus deberes normativos, (Varela) hubiera podido propiciar la rescisión contractual con culpa en la empresa, la que resultaba a octubre de 2012 inevitable, en razón de que no habiendo mediado posibilidad fáctica de ampliar los plazos, sólo restaba un día para la expiración del plazo contractual”, concluyó ese Tribunal.