Conmociona a la provincia casos de agresión con armas de fuego

VIOLENCIA DE GENERO

(General Pico) – La Justicia piquense investiga el ataque que sufrió una mujer de apellido Quiroga el mes anterior, cuando en su domicilio recibió un disparo en la cara por el que perdió un ojo a poco de haber sido hospitalizada. En principio se pensó que se habría tratado de un hecho accidental que involucraba a cazadores, aunque el fin de semana la damnificada denunció por la agresión al hombre que era su pareja, en la Unidad Funcional de Género de la Unidad Regional II de Policía.
Ayer a la mañana, en el marco de la causa que lleva adelante el fiscal Luciano Rebechi, se dispuso la detención del sospechoso, identificado como Manuel Zandoná, quien luego fue llevado a los tribunales piquenses donde se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por el cargo de Homicidio en grado de tentativa, agravado por mediar violencia de género.
Durante la madrugada del 5 de junio pasado, una mujer recibió un disparo de arma de fuego en el rostro, en un domicilio ubicado en una zona de quintas, en las afueras de General Pico. La herida fue trasladada al Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad, donde los profesionales no pudieron salvarle el ojo afectado por el disparo. En un principio trascendió que habría sido un hecho accidental dado que se presumía que el disparo había sido efectuado por cazadores que andaban por la zona. Luego de ello, la mujer fue obligada a convivir con su agresor durante el último mes, hasta que el domingo decidió denunciar el ataque en la Unidad Funcional de Género. Esto cambió el rumbo de la investigación y confirmó las sospechas que tenían los fiscales sobre el caso.

Prisión preventiva.
Ayer a la mañana la policía detuvo a Zandoná, quien fue llevado a los tribunales piquenses donde el juez de control Heber Pregno le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por la presunta comisión del delito de Homicidio en grado de tentativa agravado por mediar violencia de género y por el uso de arma de fuego, figura que prevé un mínimo de 10 años de prisión en la escala penal.
Durante la audiencia de formalización, el fiscal Rebechi, de la Fiscalía Temática que investiga los delitos de género y de índole sexual, solicitó que se le dictara al sospechoso la prisión preventiva hasta la finalización del proceso. Sin embargo, el defensor oficial Guillermo Costantino se mantuvo en la tesitura de que se trató de una cuestión casual, de que la mujer fue impactada por una bala perdida, y por ello pidió que se le dictara la prisión domiciliaria a su defendido.
Tras ello, el magistrado que coordinó la audiencia, le formalizó los cargos a Zandoná y le dictó la prisión preventiva por 90 días, plazo que dura la Investigación Fiscal Preparatoria.
Fuentes tribunalicias informaron que durante la investigación se buscará dar con el arma utilizada, dado que la misma aún no fue hallada, y se presume que se trataría de un arma de puño, como un revólver o una pistola.