Inicio La Pampa Construcción: el gremio "en alerta" por desocupación

Construcción: el gremio «en alerta» por desocupación

ROBLEDO, DE LA UOCRA

Roberto Robledo, diputado provincial y secretario general de la seccional pampeana de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), advirtió que el sector de la construcción «se encuentra en un estado de alerta permanente».
«La situación es preocupante, notamos la gran desocupación que afecta al sector, principalmente en aquellos jóvenes que buscan el primer empleo», señaló el gremialista.
El sector de la construcción viene padeciendo meses duros desde hace varios meses, puntualmente afectada por la política de ajuste que encaró el Gobierno de Cambiemos en búsqueda de la baja del déficit fiscal donde no solo se cancelaron diversos proyectos de obra pública que estaban pautadas sino que también se estancaron aquellos que ya estaban en marcha.
La Pampa no fue ajena a esta parálisis y, desde que asumió el presidente Mauricio Macri, se ha visto discriminada tanto en el envío de fondos para obra pública. Un claro ejemplo fue el fuerte recorte en el número de viviendas sociales destinadas para la provincia o los jardines infantiles que el propio mandatario prometió durante la campaña y que hoy están inconclusos.
En las últimas semanas, varios informes -tanto de consultoras privadas como del Indec- demuestran el desplome que tuvo la construcción en el territorio pampeano. El último informe realizado por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) reveló una fuerte baja durante 2018 en el rubro con la consecuente pérdida de una gran cantidad de empleos registrados que rondó en los primeros diez meses del año en un 6,6 por ciento, mientras que la caída interanual fue del 11,5 por ciento.
Otro dato, brindado en esta ocasión por la consultora Economía & Regiones, determinó que el consumo de cemento -producto esencial para el sector y que permite tener un panorama sobre el estado del rubro- mermó en La Pampa casi un 4 por ciento.
Esa misma consultora, en coincidencia con lo que aseguró el Indec, registró durante el tercer trimestre del 2018 una caída de la actividad económica que rondó en el 2,8 por ciento, afectado por el retroceso en el sector de la construcción y las pérdidas ocasionadas por la sequía.

«Es preocupante».
Robledo, en ese panorama, manifestó su «preocupación» por la situación que está viviendo el sector y confió que los datos brindados por el Ierac «reflejan bastante bien la situación que está atravesando la provincia».
«El sector se encuentra en un estado de alerta permanente», precisó Robledo aunque reconoció: «La situación es preocupante. Notamos la gran desocupación que afecta al sector, principalmente en aquellos jóvenes que buscan su primer empleo».
Actualmente, en La Pampa, entre la obra pública impulsada por el Estado provincial y por el sector privado, hay cerca de 3.000 trabajadores en la construcción, detalló el gremialista. Según el informe del Ierac, en la provincia en noviembre habían 2.792 obreros en blanco.

Falta de obras.
Uno de los motivos de esta merma en la oferta de trabajo radica en la baja considerable de obras impulsadas desde Nación. «Estamos muy caídos en lo que el tema de viviendas sociales se refiere, no sólo por el trabajo que generan sino también por la necesidad de las familias que, ante esta situación de crisis, se les hace difícil acceder a una casa», explicó el diputado en diálogo con La Arena.
«Vemos que algunas obras como las del nuevo hospital en Santa Rosa se estancaron por la suba del dólar, porque lo que está en la licitación no corresponde hoy en día con los valores después de la devaluación» y que «aún con la determinación de precios no alcanza». Por otro lado, también se lamentó la falta de inversión el las rutas nacionales, las cuales «también dan fuente de trabajo a un gran sector de la provincia en el interior».
En ese contexto, Robledo expresó: «Como dirigente y como ciudadano espero que el Gobierno Nacional aumente su inversión en obra pública en La Pampa, porque la construcción es la industria madre que tiene su impacto en los demás rubros económicos».

Sombrío.
Si bien Robledo aclaró que la construcción no está hoy en crisis, anticipó que el panorama para el sector es «sombrío» y de «bastante inseguridad» porque «cada vez se anuncian más medidas que van a repercutir negativamente» como lo son: ajuste en el presupuesto, los tarifazos y la inflación.
«Hoy la gente está subsistiendo con lo que tiene, trabajan y encima no le alcanza, con el sueldo no se puede llegar con holgura a fin de mes», se lamentó el diputado, quien afirmó que desde la Uocra «siempre va a acompañar a todos sus trabajadores intentando que sus ingresos no pierdan contra la inflación».