Inicio La Pampa Construcción: se perdieron 2 mil empleos

Construcción: se perdieron 2 mil empleos

TEMEN EL CIERRE DE EMPRESASDEL SECTOREN LA PAMPA

El diputado provincial y secretario general de la Unión de la Construcción de Argentina (Uocra), Roberto Robledo, aseguró ayer que en La Pampa fueron despedidos más de 2.000 trabajadores del sector por el freno de la actividad y la falta de pago a las empresas por parte de la Nación, una situación que según advirtió «tiende a profundizarse» por las políticas de Mauricio Macri.
«Una de las preocupaciones en todo el país es la baja de la actividad en la construcción y ello tiene como consecuencia el cierre de empresas», manifestó Robledo, haciendo referencia a las conclusiones planteadas por las distintas seccionales en el Congreso Nacional del sindicato de la construcción.
Ante esta situación, desde el gremio en La Pampa se pidió «prioridad» a la contratación de mano de obra pampeana en las licitaciones provinciales. Sin embargo, agregó: «Hay muchas firmas que tenían 600 trabajadores y ahora tienen 10, hicieron un achicamiento del staff de administrativo y de capataces».
«La mayoría de las empresas de la provincia tienen mucho potencial y hoy están trabajando con muy poco personal. Para el sector de la construcción, tanto para el empresario como para los trabajadores, la situación es realmente preocupante porque tiende a profundizarse».
La situación de destrucción del empleo en el sector se vive en todo el país. El empleo registrado en la construcción se ubicó en diciembre en 431.233 puestos, una baja interanual del 2,9 por ciento y del 1,9 en relación a noviembre. En esa línea, el último informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) calculó para diciembre una pérdida de 9 mil puestos de trabajo en relación a noviembre. Los números contrastan con el panorama positivo que dio el presidente Macri.

Cierres.
En este contexto, dijo Robledo, las empresas tratan de «resguardarse» con «la esperanza de que esto va a cambiar a fin de año, las empresas chicas y medianas siguen corriendo riesgo de cierre» como advirtieron ayer desde la Cámara de la Construcción de La Pampa.
Adrián Pérez Habiaga, presidente de la entidad que nuclea a las constructoras de la provincia, señaló que «en 2019 vamos a tener cierre de empresas -en 2018 cerraron 243 en el país- y hay firmas que no están trabajando» por la falta de obra pública y privada y por la decisión de Nación de frenar los pagos desde fines del año pasado por el programa de ajuste fiscal.
El directivo también manifestó que el gobierno de Cambiemos tiene una deuda de 50 millones de pesos con las constructoras pampeanas por obras en distintas escuelas, a lo que suma la deuda de 100 millones con la firma Omar Jubete por el proyecto de la colectora en la Circunvalación Santiago Marzo Este de esta capital.

Obras viales.
Sobre las obras viales en la ruta nacional 5 con la construcción de una autovía para unir Santa Rosa con Luján, Robledo explicó que «el avance es lento» y que «aunque hay perspectiva para instalar un nuevo obrador en Catriló, en estos momentos desconfío de todo. Es un momento electoral donde se quiere hacer ver una preocupación sobre algunas cosas».
«Lo más importante para la toma de personal siguen siendo las grandes obras, como podrían ser los proyectos de saneamiento de Santa Rosa o el Acueducto al Norte -que deberían ser financiados por el gobierno nacional-. Y los barrios generan mucha mano de obra, pero no se están haciendo».